OpenA
La Hormiga

Protestantes y católicos. El dólar y la virgen. Dos dioses en conflicto

La Hormiga

Protestantes y católicos. El dólar y la virgen. Dos dioses en conflicto

Transcripción tomada del Capítulo V de mi novela El Dólar y la Virgen. Dos Dioses en Conflicto, publicada por Plaza y Janés en el 2000:

Como te dije, los gringos en lo individual son personas con las que se puede tratar. Son cándidos y amables. Pero son lo contrario cuando actúan institucionalmente o se habla de ellos desde nuestro punto de vista. Esto último les revuelve el estómago. Les gusta analizarnos e interpretarnos, al grado de que los centros de estudios sobre Latinoamérica se multiplican en muchísimas de sus universidades. Pero lo que no resisten es que nosotros los estudiemos y sobre todo que los interpretemos.

Es de imaginarse a uno de esos WASP, o sea un White Anglo-Saxon Protestant, atento a este relato, de esos que no se distraen y estuviese en contra de esta opinión, que me rebatiría con un ‘You are wrong!’, a nosotros nos toca interpretar a Latinoamérica porque somos los detentadores de la cultura y de la lengua triunfadora en el Continente Americano, y hemos triunfado militar y económicamente. Yo lo cuestionaría, para asegurarme de sus razones con un: ¿usted lo cree firmemente?, a lo que me contestaría que ‘Absolutely, yes’, aunque aún nos falta cerrar el candado con la conquista espiritual que ya está adelantada por una multitud de sectas protestantes que acabarán por descatolizar y remover la actitud servil y de obediencia al Papa y al Vaticano y, por ende, de deslealtad a países en este continente, así como hacer de lado la ignorancia, la superstición y la idolatría, lo que está cerca, pues en unos cuantos años los protestantes seremos mayoría, como está por suceder en Brasil. 

Oiga mister, ¿y esta actitud ya lleva tiempo?

Again, absolutely yes!, esto viene desde el inicio de nuestra Federación, del Destino Manifiesto, de la Doctrina Monroe, del propio NAFTA y de los tratados de libre comercio. 

Pero óigame usted, y no se ha puesto a pensar que ustedes son europeos transplantados, que no tienen inmersa la cultura indígena. 

But we, nosotros, abogamos por la globalización del continente. 

Sí, lo de la globalización lo hemos venido oyendo hace años, pero sólo por lo que toca a la economía, olvidándose de la verdadera globalización que es aquella que aspira a la creación del americano homogéneo, desde Alaska hasta Tierra del Fuego, de océano a océano y para ello ustedes deben cambiar y nosotros, los latinoamericanos, les ayudaremos a cambiar, y también les ayudaremos a dilucidar la gran interrogante de nuestra época, la libertad del hombre y hasta dónde llega.

I can't believe my ears!, you are going to help us?, no puede ser, nosotros somos los que tenemos la riqueza y los medios, la fuerza y el poder de nuestra cultura, la técnica a nuestro servicio y la determinación y los que estamos por completar la conquista y dominación del continente, en tanto ustedes son el Speedy González de las caricaturas, que viene por migajas y un pequeño trozo de queso y sale corriendo a bailar con sus comadres y compadres.

Algo de cierto tiene, mister, pero déjeme decirle que nosotros somos los más, los que habrán de rodear al gato arrogante, quienes finalmente los ayudaremos a cambiar por la vía más efectiva que existe, la vía pacífica, metiéndonos con y sin permiso a su país donde pronto seremos mayoría, y lo estamos haciendo en la cama a través de miles y miles de matrimonios mixtos entre ustedes y nosotros. 

However, sin embargo, nuestra relación con Europa es muy firme, y quizás ahí habremos de volver nuestra mirada.

Pero sus contactos son elitistas, de universitarios, de políticos y empresarios, porque a nivel pueblo su relación es mínima y si no lo cree, asómese a cualquiera de sus ciudades, y dése cuenta de que por cada europeo inmigrante reciente, se observan y se oyen 20 y 30 latinoamericanos e hispanos, los que hoy en día no sólo son campesinos y obreros, sino universitarios jóvenes con maestría y gente de negocios y hasta con capacidad de inversión.

Yes, but, pero, estos se van a ir integrando al “melting pot”.

Lo que no es tan cierto, mi mister, porque a diferencia de los europeos que se asimilan por no regresar a sus países, o los negros afroamericanos que llevan siglos sin ver sus lugares de origen, nosotros regresamos con meses de separación a bodas, a funerales, a fiestas de nuestros pueblos o simplemente para oler y absorber patria un rato y no corremos el riesgo de la asimilación forzosa. 

You mean to tell me, que debemos tener una policía para que no entren y otra para que no salgan, una política contra la inmigración ilegal y otra contra la emigración de los latinoamericanos, this is crazy! you got to be kidding!

Yo no le digo como le hagan, allá ustedes, lo que si le aseguro es que vamos por sus dólares y se los traemos a nuestras vírgenes en los templos, a nuestras familias y eso sin perder patria, Yes but...

×