OpenA
En Visión Millennial

Que la unión legislativa engendre la ley antichapulineo

En Visión Millennial

Que la unión legislativa engendre la ley antichapulineo

Ante el abandono de varios diputados locales de sus bancadas para sumarse a Movimiento Ciudadano, los partidos PRI, PAN y PT armaron una alianza legislativa, esto para fortalecerse y así ir en conjunto en sus votaciones en el Congreso local.

La acción de armar esta alianza que nombraron Civilidad Legislativa es una respuesta directa para el gobernador Samuel García y Movimiento Ciudadano, aunque esto no quiere decir que las piezas del tablero se queden igual, ya que más cambios pueden surgir.

Al menos de toda esta pelea algo bueno surgió, ya que los grupos políticos decidieron ponerse las pilas y ahora quedaron armados dos bloques fuertes que competirán el resto de la legislatura; sin embargo, ojalá que esto no sólo quede en un grupo que intente frenar por deporte y en automático todas las iniciativas de Movimiento Ciudadano, porque eso tampoco es democracia. 

También sería importante que no sólo se trate de armar un grupo de tres partidos solamente por ponerle un nombre, sino que si realmente están tan ofendidos y enojados por los diputados que se les han ido, entonces que aprovechen esta alianza y se pongan a legislar sobre este tema.

Ya que están unidos el PRI, PAN y PT, entonces sería positivo que se pongan a trabajar en una ley antichapulineo, aunque en el escenario imaginario de que esto pudiera suceder y ésta se aprobase, entonces no podría ser efectiva en esta legislatura sino en la que viene, pero al menos ya estarían haciendo algo por su futuro.

Soy insistente en que la polémica por el chapulineo no es un tema nuevo sino todo lo contrario, y personalmente no creo que los partidos se atrevan a legislar sobre eso, porque simplemente no es algo que les resulte conveniente; tal vez en este momento sí, pero ellos también han recibido a diputados de otras bancadas y lo seguirán haciendo.

Pero bueno, supongamos que sí están muy ofendidos y deciden por fin hacer una ley que prohíba a los legisladores cambiarse de bancada, esto sí que sería histórico y aplaudido por la ciudadanía, ya que es más importante respetar la voluntad del electorado que retirar los saleros de la mesa.

Ojalá que esta crisis que están viviendo los partidos políticos sirva para que los líderes reflexionen y hagan mejor las cosas, ojalá que toda esta situación genere una agenda legislativa de verdadero interés, que se productiva y benéfica para la ciudadanía, en lugar de andar con payasadas como la que hizo ayer el diputado panista Jesús Gómez.

Al legislador se le ocurrió interrumpir la sesión para mostrar una bolsa con dos huevos y dijo: "Para decirle al diputado Roberto Farías que aquí le traigo lo que le faltó". Luego Gómez fue hacia la curul de Farías para aventarle los huevos. ¡Qué vergüenza!

Que pena que algunos diputados utilicen el recinto legislativo para hacer este tipo de actos ridículos, demostrando falta de respeto y nulo nivel de debate. ¡Ya basta de tonterías! Si tanto dicen que les importa Nuevo León, entonces pónganse a legislar, pónganse a trabajar y déjense de dar show de baja categoría.

×