¿Qué oculta Donald Trump?


Llega a oídos de Protágoras una nueva lectura sobre las ´negras´ –y ocultas– intenciones que tendría Trump con sus famosos aranceles para México...

Algunos analistas internacionales andan manejando que el ´quid´ del asunto pudiera ser el hecho de que AMLO pretende edificar la nueva refinería de Dos Bocas sin necesidad de pedir deuda a la banca internacional...

¿Y eso qué tiene que ver, preguntará usted? Ahhhh... Es que eso de no pedir préstamos –argumentan los analistas–, es algo que no les gusta pero nadiiiita a los poderosos banqueros internacionales, pues manda una señal de que no son indispensables y que un país puede crecer sin ellos...

De ahí se pudiera desprender, uno, esa campaña agresiva que escuchamos aquí y allá en contra de la refinería de Dos Bocas –que estarían impulsando estos bancos, de la mano con algunos medios de comunicación mexicanos que claramente son ´anti-AMLO´...

Y dos, la verborrea bélica que se trae Trump contra nuestro país, pues con ésta el ´güero´ aprovechará para matar dos pájaros de un tiro: uno, distrae la atención del tema de la "trama rusa" que volvió a agarrar fuerza en su contra, y el segundo, le hace la chambita sucia a los señores de la banca internacional, y gana puntos con ellos...

Y es que, con sus ataques y amenazas, Trump le pondría piedras en el camino a que mejore la economía mexicana, para que así AMLO tenga que recurrir a pedir deuda, si es que quiere completar sus proyectos de gobierno como la refinería de Tabasco... ¡Zaaaaz!

Recordemos que el nuevo gobierno de López Obrador no ha solicitado nuevos créditos al Fondo Monetario Internacional, o sea al famoso –y peligroso– FMI... Y a la par, tiene sobradas reservas internacionales... ¡Combinación explosiva!... ¡Hmmmm!

Acuérdese, estimado lector, que hacerle el feo a la banca internacional es uno de los peores pecados que un presidente puede hacer hoy en día. Nomás acuérdese de Saddam Hussein, que nunca quiso pedirle dinero al FMI, o de Muammar Gadaffi, que quería dejar de usar el dólar como moneda de referencia para usar el dinar de oro en toda la región... ¿Será eso lo que está detrás? Al menos eso dicen algunos... ¡Gulp!

***

En temas más cercanos, qué desastre se avecina para Nuevo León en términos de desarrollo urbano con el "limbo legal que hay hoy"... Si no se ponen vivos los alcaldes, los desarrolladores les van a meter todo tipo de goles a la brevedad...

Si usted no conoce el caso, le explico, estimado lector... gobierno del estado y municipios tenían hasta el 1 de junio para homologar sus leyes locales en materia de desarrollo urbano con la nueva legislación federal. ¿Y qué cree? No lo hicieron...

¿Y en qué afecta esto?... Pues que, al ya entrar en vigor la legislación federal, hay contradicciones entre ésta y las leyes locales, y a la hora de un agarrón, ¿cuál cree que termina aplicando ? ¡Pues la federal!

Y esto es grave, pues cuando un municipio le niegue un permiso a un desarrollo aplicando sus leyes locales, este desarrollo va a ampararse argumentando que bajo la legislación federal sí está en regla.

Ah, y es que la nueva ley federal prevé que ya no existan zonas "puramente residenciales", sino que los usos de suelo comerciales y mixtos apliquen en tooodo el territorio... Así que los que hacen edificios, plazas y torres de uso mixto, ya se frotan las manos para instalarse por todos lados en San Pedro, Monterrey, San Nicolás, etc. etc.

Es más, solamente ayer ya se presentaron los primeros dos amparos, que son de unos desarrollos multifamiliares que pretenden instalarse en zonas uni-familiares. ¡Y fueron aprobados!... ¡Sopassss!

Así que uuuuurge que los municipios y el estado adecúen sus legislaciones, si es que quieren seguir "gobernando" en materia de desarrollo urbano... O nadie los va a pelar y los desarrolladores van a carcajearse cuando les nieguen los permisos. Tsssss...

***

Bravo por el municipio de San Pedro, encabezado por Miguel Treviño, que ya empezó a multar y a sacar de circulación a los autos ostensiblemente contaminantes; en castellano, ¡a los que echan humo!

Y mire que Treviño no necesitó cambiar la ley, porque la falta ya estaba contemplada en el Reglamento Homologado de Tránsito que tienen todos los municipios, así que más bien, si los alcaldes no lo habían hecho es porque se han hecho patos...

Por lo pronto el sampetrino se puso "perro", porque todo auto que eche humo va al corralón y paga además una multa de hasta 20 salarios mínimos, o sea más de $2,000 pesos... En otras palabras, todas esas carcachitas que son chimeneas móviles ya no podrán entrar a Garza García. ¡Bolasss!

Lo que sí, donde Treviño nos queda a deber, es que no están aplicando esta medida a los camiones de pasajeros (¡buuuu!), según argumenta el municipio que porque no tienen facultades, ya que no se puede interrumpir un servicio público.

Pero oiga, ¿a poco no los puede multar? Y es más, con multas más altas, por el hecho de no poder llevarlos al corralón. ¿O a poco si se pasa un alto un camión no se le puede sancionar? ¡Como que no hace sentido!... Ojalá corrijan este punto, ¿no cree usted?

¡¡ Yássas !!

Volver arriba