Opinión

Latitud |¿Quién tuvo la culpa del falso tarifazo?

¿Quién tuvo la culpa del falso tarifazo?

Ayer, algunos dueños de transporte colectivo urbano quisieron matar víbora en viernes. Esta expresión se usa cuando alguien pretende agandallar o sacar ventaja indebida. 

Estos señores quisieron dar madruguete a los usuarios del transporte público. No se vale ser gandalla, cobrando $15.00 pesos la tarifa en efectivo. Pero ya los sancionaron. Los multaron fuerte y ocho camiones fueron a dormir al corralón. ¡Qué bueno! Quisieron matar víbora en viernes. 

Mientras ayer por la mañana el personal del Instituto de Movilidad apoyaba el llenado de pipas y la Secretaría de Movilidad armaba la compleja logística, dichos transportistas intentaron salirse con la suya. Mientras unos se entregan en cuerpo y alma para sortear la crisis del agua, otros sorprenden a los usuarios con aumentos de tarifa ilegales y arbitrarios. Quisieron matar víbora en viernes. 

A sabiendas de que el gobierno del Estado no ha autorizado ningún incremento de tarifa, e incluso ofreció un apoyo económico a los transportistas (el equivalente a $2.00 pesos por kilómetro) para no afectar el bolsillo de los usuarios, estos señores se fueron por la libre. Quisieron matar víbora en viernes. 

Samuel García les ofrece ese subsidio para que no les impacte tan duro el aumento general del diésel. Pero a pesar de este acuerdo, algunos transportistas se saltaron las trancas, dañando a los pobres usuarios, sin deberla ni temerla. Quisieron matar víbora en viernes. 

¿Qué provocaron estos señores con su intento de agandalle? Que el Instituto de Movilidad lance una licitación abierta a todos los transportistas del país que aspiren a prestar el servicio de transporte colectivo urbano en Nuevo León. Ya basta de que estos señores reciban prerrogativas y trato preferente si no respetan acuerdos. Bien por la drástica medida contra estos abusivos. A ver si aprenden. Quisieron matar víbora en viernes. 

Si usted se sube como usuario a un camión urbano y le cobran una tarifa de $15.00 pesos, no se deje. Le quieren picar los ojos. Pague la tarifa autorizada de $12.00 pesos en efectivo. Ni un centavo más. No deje que lo roben. Que nadie vuelva a querer matar víbora en viernes.


Etiquetas:
×