Ratificado el golpe de autoridad y legalidad


Luego de la rueda de prensa organizada por la ONEFA en sus oficinas quedó claro que la Liga no daría un paso atrás, ya que los hechos los tienen sustentados en un reglamento que se firmó por todos, incluyendo el representante del IPN y los coaches, por lo que además de no hacerse nada fuera de la ley, la actual directiva dio un golpe, sí, un golpe de autoridad que les dolió a muchos de aquellos que estaban acostumbrados al manejo de los estatutos a su gusto.

El presidente de la ONEFA, Juan Bladé –a su estilo–, puso las cartas sobre la mesa y pidió que cuando se fuera a señalar a la Liga o algunos de sus directivos se tendrían que presentar pruebas, ya que durante la rueda de prensa parecía que se buscaba por momentos justificar al IPN y que sólo el jugador fuera el castigado, algo que no sucede en ninguna parte del mundo, siempre van de la mano institución o club y el deportista.

Bueno, a final de cuentas lo que hace ya un mes publicamos, que era una nueva manera de dirigir apegada al reglamento y que era necesario dar ese GOLPE de autoridad que parecía se tardaba mucho, pero que a final de cuentas se hizo.

No estuvimos tan alejados de la realidad, les guste o no, el castigo se apegó al reglamento y punto.

AGREMIADOS, LOS 

MÁS AFECTADOS 

De no actuar de la forman en como lo hizo la ONEFA, los más afectados hubieran sido sus propios agremiados, quienes con su voto abrumador le dieron el apoyo total a la directiva, así que además de aplicar el reglamento se ratificó el compromiso de hacer cumplir los estatutos sea quien sea el afectado.

Sabemos que muchas veces hay consecuencias secundarias, como es el caso de que los equipos del IPN abandonarán la ONEFA, pero si los directivos daban ´su brazo a torcer´ se iba a asentar un mal precedente y a futuro cada quien haría lo que quisiera, al cabo ya se le perdonó a uno y se le tiene que perdonar a ellos también.

No señores, se hizo lo que se esperaba de la directiva y al menos lo que algunos entrenadores nos comentan es que les da tranquilidad de que ahora hay que irse por el camino correcto o habrá sanción. El mensaje fue claro y esto deja una imagen positiva del presidente Juan Bladé y su gente.

Creo que no se equivocaron los directivos, claro que tardó la decisión, pero tenía que ser basada en los reglamentos de la ONEFA y sustentada en los documentos presentados, los cuales una vez avalados les dio –según sus abogados–, el derecho a terminar su temporada como se esperaba, con los cuatro equipos clasificados por reglamento.

INTENTAN REGRESAR 

A COMO DÉ LUGAR

Quienes se han visto muy activos por regresar de lleno al futbol americano estudiantil son los coches, Rafa Duk, que ahora se encuentra en la Fademac y el exentrenador de los Pumas, Raúl Rivera.

A los dos se les nota que no se sienten a gusto fuera de la ONEFA, y aunque lo nieguen, sus acciones van encaminadas a darle con todo que tienen a la mano para intentar desprestigiar a la Liga más estudiantil más importante del país.

El primero de ellos es el llamado ´Yoyo´, quien a través de un programa de football americano de internet no se cansa de hablar mal de la ONEFA, sobre todo dividirla aunque diga que es lo contrario, pero en lugar de eso quienes se quedan en esta organización para seguir compitiendo ahora están más unidos que nunca y bajo un mismo principio, el de igualdad y respecto a los reglamentos.

Pero Rafa Duk no se queda atrás, está en la FADEMAC y téngalo por seguro que por ahí se movió para invitar a los conjuntos infantiles del IPN para que salieran de la ONEFA y se integrara a la liga donde él participa.

Por medio de estas acciones un posible regreso a la ONEFA está cada vez más lejos para ambos, ya que los tiempos cambiaron y todos aquellos que alguna vez provocaron la división del football americano de México ya no están activos, o simplemente fueron sacados de la jugada por sus respectivas instituciones. Así que mejor a buscarle por otro lado, porque en esta organización deportiva ya no tienen lugar.

Volver arriba