OpenA
Opinión

Récord en superficialidad

Opinión

Récord en superficialidad

Los candidatos promovidos por MC prometieron acabar con el viejo estilo de gobernar, basado en la simulación y el incumplimiento de la función pública. En el caso del alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, lleva casi un año en el poder y su gobierno dista mucho de haber cambiado, más bien, resultó ser más de lo mismo.

Desde el momento en que las promesas debían de convertirse en acciones concretas, el alcalde regiomontano dejó de aparecer en los espacios públicos, rehuyó a entrarle a las cuestiones que más preocupan a la ciudadanía como es la inseguridad, la escasez de agua potable, el drenaje pluvial, la iluminación, por señalar sólo algunas. Incluso cuando fue requerido para un enlace televisivo, apareció en presunto estado inconveniente, noticia que se esparció por todos los medios y las redes sociales. El munícipe desapareció a las pocas semanas de asumir el cargo, dejando disgusto y desconcierto entre la población.

Solamente se deja ver cuando hay bailes o celebraciones, entonces se convierte en el principal animador, en el "alma de la fiesta". Maneja las viejas prácticas de "al pueblo pan y circo", creyendo que con esos actos va a desviar la atención de las y los regiomontanos; veamos a continuación.

El pasado domingo, cuando se adelantaron los festejos del 426 aniversario de la fundación de Monterrey, encabezó una caravana de 2,136 jinetes, recorriendo las calles del primer cuadro de la ciudad. Pero su principal preocupación era obtener un reconocimiento, así lo expresó el 1 de septiembre al anunciar: ´´Queremos romper el récord Guinness del baile folclórico más grande del mundo´´. Para poderlo materializar tuvieron que participar 1,095 bailarines de más de 40 agrupaciones de la entidad y estados vecinos, practicaron muchas jornadas para que en tan solo 11 minutos de taconeo al ritmo de polka y huapango se pudiera materializar el capricho del señor alcalde.

Los señores Carlos Tapia Rojas y Alfredo Azuara Ruedas fueron los adjudicadores oficiales del Guinness World Récords al confirmar la nueva hazaña al alcalde Colosio Riojas, quien orgullosamente expresó: ´´Con esto queremos hacer un gran hito histórico para la ciudad´´.  Esto nos lleva a preguntarnos: el tiempo, dinero y esfuerzo dedicados a lograr este premio ¿Para qué sirve? Para nada. Todo queda en vana superficialidad de un gobierno local que vive en una burbuja, alejado de las necesidades de la ciudadanía y que cree componerlo todo con "baños de pueblo", disfrazados de fandangos y verbenas populares. 

Un gobierno humanista se hubiera enfocado a las necesidades reales, como son: tener una vialidad sin baches, limpieza en calles y plazas e inaugurando grandes obras para recortar el tiempo de trayecto de la gente, a la vez, dando seguridad y buena iluminación a los habitantes y enfocándose en romper el récord Guinness en la ciudad más arbolada, mejor pavimentada y en donde su gente se sienta segura y orgullosa de vivir; pero este gobierno que está bajo el signo del Instagram sólo se enfoca en acciones que  hagan lucir al alcalde de la ciudad. 

Las personas que vivimos en Monterrey merecemos un gobierno enfocado en lo único importante: la gente.

×