OpenA
En Visión Millennial

Reforma eléctrica definiría el futuro de todos

En Visión Millennial

Reforma eléctrica definiría el futuro de todos

La semana pasada se realizó en Nuevo León el Parlamento Abierto sobre la Reforma Eléctrica, mismo que fue organizado por los diputados federales del PRI que representan a nuestro estado, donde participaron voces expertas en el tema. Este tipo de foros son clave para que se genere un debate realista, que se quede muy lejos de las ideologías políticas y que se acerque a lo técnico.

En nuestro país hay temas sumamente importantes, pero hoy todos deberíamos estar muy atentos a la reforma eléctrica, no sólo es un tema que debería interesar a unos cuantos sino a todos, porque de llevarse acabo entonces todo el país podría verse afectado y el futuro de todos también. 

Algunos expertos en el tema mencionan que en el foro que se realizó en Nuevo León se destacó el nivel técnico, que incluso, ha sido muchísimo más elevado que el que se llevó a cabo en la Ciudad de México, y es que, la apertura de diálogo es importantísima en estos tiempos tan definitorios, porque insisto, es un tema que afecta a todos. 

En el Parlamento Abierto sobre la Reforma Eléctrica de Nuevo León, algunas voces señalaron que de aprobarse esto desencadenaría la fuga de inversiones en el país, además de que afectaría a los consumidores por los costos de la energía. 

Muchas voces se han pronunciado también sobre que no es comprensible que en estos tiempos de crisis ambiental donde hay una alerta por el cambio climático se quieran eliminar las energías limpias (que además son más baratas), cuando en su lógica se deberían priorizar justamente porque es un tema de agenda mundial. 

De aprobarse la reforma eléctrica, preguntémonos cuántas industrias se irán del país y cuántas simplemente cerrarán, y cuántos miles desempleos desencadenarían estas acciones. Como verán, no sólo se trata de priorizar la modernidad, sino que también podría desencadenarse una crisis económica. 

No, no se trata de ideologías políticas, se trata del profundo análisis del tema, pero también de entender que definitivamente no es algo que afecte a unos cuantos sino a todos, por el simple hecho de que todos necesitamos energía eléctrica. En resumen, esta decisión es pieza fundamental en el futuro de nuestro país. 

Hace poco escuché que alguien dijo que quien controla la generación y distribución de energía, controla la vida de las personas, podría parecer muy exagerado pero no lo es. ¿Se acuerdan del apagón de febrero del año pasado cuando estábamos a bajo cero? ¿Sí recuerdan lo mal que la pasamos? Precisamente por eso se debería de seguir por el camino de la competencia, de las energías limpias, de los bajos costos, de que los ciudadanos tengamos opciones de consumo. 

La energía eléctrica no sólo se requiere en la industria, es más, vayámonos a lo cotidiano, requerimos energía para los celulares, las televisiones, los refrigeradores, las lavadoras, el aire acondicionado, la calefacción, etcétera, etcétera… Pero también se necesita para los respiradores artificiales o las incubadoras; es decir, se trata de vida. 

Ojalá que por el bien del país se debata seriamente la reforma eléctrica, que la ciudadanía se interese, se informe y opine. Ojalá que también los legisladores sigan escuchando las voces expertas en el tema como hasta ahora. Ojalá que se priorice lo técnico ante la ideología política, y que cuando les toque votar entonces lo hagan responsable y conscientemente. 

×