OpenA
Pensando en la gente

Replaqueo: un impuesto disfrazado

Pensando en la gente

Resulta obvio que el gobierno que encabeza Samuel García está planeando un replaqueo para subsanar el déficit operativo de su administración

El pasado 10 de noviembre, en una reunión celebrada en Monterrey entre los gobernadores de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, para buscar soluciones conjuntas que pongan freno a la inseguridad, principalmente al robo de vehículos, contemplaron un plan de laminado vehicular homologado entre estas entidades. El anuncio ha causado descontento entre la población, que considera que dicha homologación, más que una acción de seguridad, es una medida recaudatoria, que perjudicará el gasto familiar de los nuevoleoneses. 

Resulta obvio que el gobierno que encabeza Samuel García está planeando un replaqueo para subsanar el déficit operativo de su administración. Busca una excusa para poder cobrar las láminas, el refrendo, las multas de tránsito y los recargos, sin considerar que apenas estamos saliendo de la crisis económica generada por el Covid,  y que la gente no tiene dinero. 

Se pretende disfrazar este impuesto como una medida necesaria para frenar el robo de autos, sin embargo, consideramos que este flagrante delito no se combate con portar láminas, sino con acciones eficaces y mano dura contra los delincuentes y, en este renglón, las autoridades han demostrado su incapacidad y falta de voluntad. Al respecto, conviene tener presente:  

1. Según la Fiscalía General de Justicia del Estado, en lo que va del 2021 el robo de autos se ha incrementado notablemente, se tienen registrados 3,158 autos robados. De un mes a otro, hay notables aumentos según la dependencia, por ejemplo, en julio ocurrieron 377, mientras que en agosto se registraron 537, es decir, hubo un incremento del 42%, por lo que en agosto de este año, se robaron un promedio de 17 autos por día. La cifra es más que alarmante.    

2. En contraste, ha disminuido la recuperación de autos robados, de acuerdo con la dependencia citada: en el 2018 se recuperaron 1,119 vehículos de 2,166 robados, teniendo una eficiencia de un 52%, mientras que actualmente, hasta octubre, solamente se han recuperado 1,224 de 3,158 autos robados, lo que da a una eficacia de un 39 %. 

Por consiguiente, a pesar de que faltan dos meses para concluir el año, con estos resultados se demuestra que el robo de autos no es un problema que se resuelva con portar placas nuevas, este delito está a la alza por la incompetencia de quienes están al frente de la seguridad estatal y municipal. 

Los ciudadanos han manifestado su descontento con diversas frases que dejan entrever su convicción de que el gobierno sólo nos quiere engañar y evadir la responsabilidad de esta artera recaudación en ciernes. Estas son algunas voces:  “Amigos, me dicen que viene el replaqueo por parte del gobierno federal, que no los engañen, eso es competencia estatal”; “los viajes no se pagan solos”; “antes de replaquear vehículos, debe haber replaqueo de funcionarios y policías porque la violencia y la corrupción no cesan”; “en Guanajuato fueron gratis”; “si es tan necesario, que sea gratuito, somos familias muy golpeadas por la pandemia”; “mejor que se ponga a trabajar Aldo Fasci, quien en años jamás ha solucionado nada”; “y si se echa para atrás, dirá que logró que no aplicara en Nuevo León”; “pues no que adiós a la vieja política”; “en fin la mitomanía”, entre otras expresiones. 

Ante la ola de críticas, el gobierno estatal solamente ha respondido con argumentos desafortunados, contradictorios y carentes de toda seriedad. El gobernador, el 15 de noviembre señaló a El Norte: “Estoy sorprendido cómo se manejó ese tema” y más adelante agregó: “Nuevo León no tiene ningún interés en ese tema”. Ese mismo día en el periódico Milenio comentó: “Una autoridad federal nos dijo que en diciembre iba a salir una norma oficial mexicana, es competencia federal, se nos avisó y cómo dice Aldo (Fasci): Hicieron tormenta y todavía no chispea. Increíble, ya estaban hablando de cuánto iba a recaudar y yo ni vela en el entierro tengo en ese tema, vayan y pregunten a la autoridad federal”, mientras que en el Publimetro expresó: “Lo del replaqueo yo los invito a todos los compañeros de los medios que le pregunten al presidente”. En este mismo medio subrayó que él “no tiene vela en el entierro”. O sea, palabras más, palabras menos, el gobernador rechazó que el proyecto sea impulsado por el Estado y sostuvo que el impuesto derivaría de una norma oficial que publicará próximamente el gobierno federal.

Nos extraña que un gobernante con estudios de posgrado en ciencias jurídicas nos quiera vender la idea de que el replaqueo es un asunto de la federación. ¿Desde cuándo el gobierno federal tiene la atribución de aprobar los ingresos que va a ejercer el gobierno del estado? La Constitución Política del Estado de Nuevo León en su artículo 63, fracción VII y X, es muy clara al señalar que el Ejecutivo estatal enviará la Ley de Ingresos y sus posibles incrementos al Congreso local y éste tendrá la última palabra. Finalmente, también sorprende la revirada del mandatario estatal, al desentenderse de este proyecto recaudatorio, cuando fue el propio secretario de seguridad Aldo Fasci Zuazua quien mencionó que el replaqueo homologado por las entidades del noreste había sido uno de los nueve acuerdos en materia de seguridad. Medida que serviría para frenar el robo de automóviles y su uso delictivo. Incluso, aseguró a El Horizonte, en una entrevista publicada el 12 de noviembre: “es más barato homologar las placas de circulación entre los tres estados que modificar los sistemas”. Este plan anticrimen, en caso de materializarse, será un crimen para los bolsillos de los nuevoleoneses. 

En conclusión, el gobierno se debe solidarizar con la gente y tener empatía al reconocer que estamos saliendo de una crisis económica y que muchas familias están afectadas en sus ingresos, resolviendo apenas el día a día, y un gravamen adicional dañaría severamente a los contribuyentes. 

Ya basta de cobrarle a los ciudadanos las ineficiencias de los gobernantes, de buscar recursos a costa de quienes con mucho sacrificio tienen un automóvil.  El replaqueo se puede hacer…siempre y cuando sea gratuito.

×