OpenA
Carrera por el Imperio

Salida de EUA de Afganistán promoverá aspiraciones geopolíticas de China y Rusia

Carrera por el Imperio

Salida de EUA de Afganistán promoverá aspiraciones geopolíticas de China y Rusia

Numerosos editoriales han comentado lo que representa la salida de EUA de Afganistán. Especialistas mencionan múltiples efectos y consecuencias que van desde calificar la situación como una significativa derrota militar para EUA, hasta vaticinar una crisis humanitaria, por la cantidad de personas que huyen de su país por miedo al nuevo gobierno encabezado por los talibanes, buscando refugio en diversas naciones o en espacios designados por organismos internacionales. 

Vale la pena recordar que hace 20 años la justificación del inicio de la guerra e invasión de EUA a Afganistán era la persecución y erradicación del movimiento Al-Qaeda, a quien EUA señala como responsable de los ataques del 9/11. Posteriormente, una vez en el territorio, EUA decidió comenzar a construir un gobierno democrático sustentable a largo plazo. Se mencionan cifras que alcanzan los billones de dólares gastados por EUA en dicho país en estas dos décadas, incluidos aproximadamente $83,000 millones para equipar y entrenar a las fuerzas armadas Afganas. 

El nuevo gobierno de Afganistán no tiene suficientes fondos disponibles inmediatos. EUA ha congelado ya todos los activos y reservas posibles de Afganistán en bancos, el Fondo Monetario Internacional ha suspendido una línea de crédito de $450 millones de dólares, y de acuerdo con el Banco Mundial, se estima que 43% de su PIB proviene de ayuda internacional. 

Por otra parte, tanto Rusia como China han reconocido ya y establecido contacto con el nuevo gobierno de los talibanes. Un diario de origen chino, inclusive refiere que lo sucedido en Afganistán es para alertar a Taiwán que EUA no responderá ante un ataque de China a la isla

Mi análisis y prospectiva: Independientemente de las distintas narrativas que aliados, adversarios y filosofías partidistas comparten sobre el suceso, el hecho es que el proyecto de construcción de nación, bajo principios democráticos, sustentable e independiente, no fue posible. La salida de EUA de Afganistán deja un vacío que otros podrán ocupar, mas no precisamente en las dimensiones de una invasión. El nuevo gobierno afgano necesitará aliados para financiar el gasto corriente de la nación y aparato gubernamental, además de brindar esperanzas para una mejora económica. 

Mientras que EUA mantenía su presencia por un objetivo militar y de construcción de nación, es de esperarse que China ofrezca apoyo financiero a Afganistán con un objetivo comercial y de influencia geopolítica de largo plazo, con interés de explotación de los recursos minerales del país, así como para integrarlo a su programa Belt and Road, aprovechando que comparten frontera. Asimismo, quizá con un enfoque de aliado militar –que también interesa a China–, Rusia brindaría apoyo a Afganistán, dejando atrás el conflicto de 1989. 

Tanto para China como para Rusia, la salida de EUA de Afganistán tiene implicaciones positivas desde el punto de vista militar, ya que reduce la amenaza a sus países, por la cercanía de bases y armamento que EUA mantenía. Alta probabilidad que el epicentro de futuros conflictos migrará a la región Indo-Pacífico. No se descarta que pronto las fuerzas armadas disponibles de EUA se posicionen en la región, con aliados como Gran Bretaña. Taiwán será un potencial conflicto diplomático en el mejor de los casos, y armado en el peor grado. La pregunta no es si China decidirá invadir o apoderarse de Taiwán, la pregunta es cuándo y si esto provocaría un conflicto militar con EUA. 

La respuesta involucra variables que contempla aliados potenciales, posicionamiento geopolítico, capacidad militar, tiempos electorales de EUA, entre otros aspectos. El potencial conflicto dependerá si EUA quiere involucrarse o no, a algo que al parecer China ya ha decidido.

×