OpenA
Siete Puntos

Salir mejores de la crisis

Siete Puntos

Salir mejores de la crisis

1. Negacionistas siempre ha habido. Recuerdo que cuando Neil Amstrong se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna, en un ya lejano 20 de julio de 1969, muchas personas dijeron que todo se había filmado en un estudio de Hollywood. Lo mismo sucedió con la muerte de Pedro Infante y de Juan Gabriel. No falta quien afirma haberlos visto muy campantes en Cancún. En los últimos años cobró auge la negación del cambio climático, y recientemente la repulsa de las vacunas como antídoto de la pandemia. Concentrémonos...

2. ... en el calentamiento global. El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió el pasado lunes a representantes de 40 países: o se lleva a cabo una acción climática en conjunto o estamos ante un suicidio colectivo debido a las altas temperaturas que afectan al mundo entero. O sea. No sólo en nuestra ciudad andamos en los 40 grados centígrados al mediodía, sino también en Europa. Sevilla, en España, alcanzó la semana pasada los 42°, al igual que Nantes, en Francia; Londres, Inglaterra 40°; Shanghái, China, los 37°. Todos...

3. ... estos parámetros son inusuales. Entre nosotros, una de las implicaciones de esta mutación en la naturaleza es la sequía que estamos viviendo, con la consecuente falta de agua. Si a esta afectación del medio ambiente –causada, no lo olvidemos, por nosotros mismos– agregamos negligencias de autoridades, utilización política del tema, gran desigualdad en la distribución del líquido, ausencia de una cultura de su ahorro, falta de planeación urbana, innumerables fugas en la red hídrica, soluciones cortoplacistas, etc. Y, como tormenta perfecta, ...

4. ... el terrible calor hace que se acuda más a abanicos y aparatos de aire acondicionado –depende del código postal–, sobrecargando la demanda de energía eléctrica, y originando incontables apagones, éstos sin respetar colonias populares o residenciales. Profetas del pesimismo pronostican que si la pandemia no termina por aniquilarnos, la sed, el sudor y la violencia social concomitante acabarán con nosotros. ¿Cómo enfrentar, entonces, esta tribulación multifactorial, ya extendida por demasiado tiempo, y que impacta no sólo...

5. ... en la salud física y mental de las personas, sino en el mundo familiar, educativo, recreativo y laboral? Cuando subíamos a lo alto de la pandemia, Francisco de Roma escribió: "De una crisis no se sale igual: salimos mejores o peores". Estamos, entonces, ante la oportunidad de sacar lo mejor de nosotros, de manera individual y comunitaria, y afrontar una problemática como la escacez de agua y sus problemas derivados, que comienzan a manifestarse en bloqueos a avenidas y presagian estallidos sociales mayores.

6. Hoy es el momento de la regulación, la veraz información –el presidente dice que las empresas no dan de sus reservas y ellas responden que sí–, la visión a mediano y largo plazo, la austeridad personal y familiar, la solidaridad con las personas más vulnerables, y, sobre todo, la generosidad de quienes sí disfrutamos del vital líquido con quienes no tienen acceso a él. Somos muy creativos y podemos ayudar de una manera u otra. Ojalá y, como lo previó el Papa, no salgamos peores de este complicado trance, sino mejores.

7. Cierre ciclónico. Cuando de niño escuchaba: "que descanse en paz", al referise alguien a un difunto, preguntaba: "¿pero si ya está muerto, cómo no va a descansar?". Y es que no creía en las leyendas de las ánimas en pena. Con el caso de Debanhi parece darse una excepción: ya van tres dictámenes, de la Fiscalía estatal, de un perito no oficial y del Instituto Forense de la CDMX, y no hay nada claro. Lo que sí es cierto son los protagonismos, acusaciones de negligencia o complicidad, morbo. Todavía Debanhi no puede descansar en paz.

papacomeister@gmail.com

×