OpenA
Fortaleza ciudadana

¿San Pedro seguro?

Fortaleza ciudadana

El lunes 1 de febrero a las 17.00 horas, a plena luz del día, en el municipio que usted y yo creíamos que era uno de los más seguros de México, en las calles de la colonia San Angel Sector Francés fue privado de su libertad un vecino del mencionado lugar, presumiblemente habitante de un departamento, de donde fue sacado con lujo de violencia física.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Inegi los presume con singular alegría la gente que colabora con la administración municipal, tratando de dar difusión al trabajo de su líder “el alcalde independiente”, quien se las da de experto en temas de seguridad pública, toda vez que algún día por intervención de sus exprofesores del ITESM vieron el CV de Miguel Bernardo Treviño de Hoyos –quien llevó la camiseta de ser miembro dirigente del Consejo Cívico de NL– para integrarlo como parte de los primeros cinco ciudadanos que formaron el Consejo Nacional de Seguridad Publica y le dieron el visto bueno y ocupó una silla. 

Aquí en el municipio adquirió las patrullas más caras de todo el territorio nacional y eso habla de dos cosas: o que no tiene idea de lo que anda haciendo o de que esa adquisición tan encaminada a un solo proveedor, Arrendadora Banregio, tendría un beneficio extra-normal para sus cercanos; de otra manera no se concibe la justificación. Tener edificio nuevo para el C4 y tener un C2 por la avenida Lázaro Cardenas tampoco te hace estar debidamente blindado desde el punto de vista de seguridad, probablemente en lo económico sí se logre blindar patrimonialmente a algún beneficiado. 

Ahora bien, la baja incidencia de hechos de esta naturaleza permite pensar en que es efectivamente de los más seguros. Recordemos que también hay mucha participación de elementos privados como custodios de personas que participan en la vida empresarial.

Sobre el secuestro nos dimos cuenta por la rápida circulación en redes sociales de imágenes del momento en que ocurren los hechos, poco más tarde confirmado por los medios de comunicación tradicionales a este respecto. Vale la pena hacer algunas reflexiones que hemos tocado en nuestras opiniones editoriales. Hasta dónde es conveniente que los ciudadanos que no somos policías tomemos imágenes de un hecho delictivo, y la siguiente pregunta, si ya fuiste testigo y compartes las imágenes ¿ acaso no será mejor entregarlas a la autoridad competente en lugar de hacerlas circular por el ciberespacio y que de allí fueran tomadas por los diferentes medios de comunicación para fundar sus notas periodísticas? 

Al circular esa información se pone en peligro adicional a la victima de la privación, toda vez que crece el nerviosismo de los autores del hecho delincuencial. ¿El testigo, quien graba las escenas, está a salvo? Esperemos que sí. Entendemos que el operativo de muchas unidades de esas caras que llegaron hasta el lugar de los hechos fue en tiempo correcto y que además se trató de cerrar el paso en las diferentes rutas de escape del municipio, lo cual es lo correcto. 

El seguimiento a través de las herramientas de infraestructura de seguridad –cámaras de video vigilancia– si está siendo analizado, en el caso se sabe que la persona privada está identificada, pero su identidad no es tema en esta columna. Por tratarse de una privación y que hasta ahora no hay ninguna exigencia de pago por su libertad es que hay que diferenciar el calificativo legal de este hecho y también del grupo especializado de parte de la Fiscalía General del Estado.

luisgerardotrevinogarcia@gmail.com

Twiter @luisgfortaleza

Fb. Fortaleza ciudadana compromiso por la seguridad

Fb. Luis Gerardo Treviño Garcia

×