OpenA
Latitud

¿Se irá Rosario Robles de la prisión para seguir su proceso penal desde su casa?

Latitud

¿Se irá Rosario Robles de la prisión para seguir su proceso penal desde su casa?

Es muy probable que Rosario Robles salga mañana de la cárcel y siga su proceso penal en prisión domiciliaria. Nada como estar en el hogar para olvidar penas. O dormir en una cama más cómoda. 

¿Se trataba de poner tras las rejas a Rosario y darle un escarmiento? Se dice que la traerán como el gato al ratón: jugando con ella, utilizándola cuanto sea necesario. Aunque su caso no ameritaba prisión preventiva. Se la aplicaron porque así lo pidió la Fiscalía General de la República por considerar riesgo de fuga. 

Creen algunos informantes que Robles es un “chivo expiatorio”, sometida a prisión en Santa Marta Acatitla durante los últimos 26 meses. Y acaso no sea casualidad que ya se dejó de mencionarse en la calle más cifras de la Estafa Maestra. 

Ricardo Monreal ha insistido con que se indague más a fondo a la ex titular de Sedatu y Sedesol. Igual Mario Delgado, pero me dicen amigos cercanos de Robles que ella ya se siente con un pie afuera de la cárcel. 

Y me platican que cuando le avisaron de su posible salida, Rosario pegó un grito de alegría que resonó en las celdas aledañas. Celebró así el amparo que procedería en contra de Alejandro Gertz Manero por violar su derecho humano a la presunción de inocencia y al debido proceso. 

Cuidado, Rosario: todavía no puedes cantar victoria. Podrías equivocarte. Bien podría tratarse de una estrategia de la Fiscalía para mandar mensajes a quienes están detrás de ti y se sienten libres de cualquier persecución. 

Se dice que pronto se filtrarán a los medios más pistas del cuantioso desvío para ponerles la bota encima a los verdaderos culpables. Eso comenta la propia agente de Gertz Manero. 

Aflojar y estirar el sedal para pescar el pez, que en realidad no es únicamente Robles. Son quienes están detrás de Robles. Y ya hace rato mordieron la carnada.

Los rehenes suelen ceder a las instrucciones de sus captores. 

Incluso Lozoya que se creía más listo que todos y acabó por exponerse a la indignación popular. Eso no le ayuda a su caso. 

El rehén acaba sometido a la voluntad del captor, si éste mantiene la sangre fría, la malicia para calcular la siguiente jugada y el instinto.

Vendrán más revelaciones. Rosario Robles bien puede darse de santos si en su comparecencia de mañana le otorgan la prisión domiciliaria. 

Seguir su proceso en casa le alivia muchos pesares a Rosario. Pero puede ser mucho peor para quienes están detrás de ella. Y para quienes algún día la protegieron.

×