Opinión

Asesoría Legal|Secreto fiscal y compensación económica

Opinión

Secreto fiscal y compensación económica

El Octavo Tribunal Colegiado en Materia Civil de la Ciudad de México, al resolver el amparo en revisión 210/2021, estableció un criterio bastante interesante relacionado con el secreto fiscal y el procedimiento judicial de compensación de bienes derivado de un divorcio.

Es bien sabido que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido en diversos precedentes el derecho en favor de todas las personas que se dedicaron preponderantemente a las labores del hogar de obtener una compensación económica, siendo ésta una medida para sanear los costos de oportunidad generados en perjuicio de quien se dedicó en mayor medida al trabajo familiar; ahora bien, este es el momento de abordar dicho tópico en lo específico, por lo que simplemente nos quedaremos con dicho concepto.

Por otro lado, también es importante mencionar que el artículo 69 del Código Fiscal de la Federación establece en favor de todas y todos el concepto del secreto fiscal, el cual puede conceptualizarse en la obligación de reserva absoluta en lo concerniente a la información tributaria del contribuyente (declaraciones y datos suministrados por los contribuyentes, así como los obtenidos en el ejercicio de las facultades de comprobación), a cargo del personal de la autoridad fiscal que intervenga en los trámites relativos a la aplicación de disposiciones fiscales.

Ahora bien, en el caso resuelto por el citado Tribunal Colegiado en Materia Civil se desprende que dicho órgano jurisdiccional estableció que en el procedimiento de compensación de bienes que deriva del juicio de divorcio no es posible solicitar la información fiscal de ninguno de los contendientes, ello al no constituir una excepción al secreto fiscal.

El asunto resuelto por el órgano colegiado deriva de un procedimiento de divorcio en el cual fue promovido un incidente de compensación económica en donde se ofrecieron como pruebas, entre otras, un informe al Servicio de Administración Tributaria para conocer las declaraciones de impuestos presentadas por una de las partes contendientes. 

En contra de la admisión de dicha prueba (informe del SAT), se presentó demanda de amparo indirecto, alegando en esencia que el acto que se reclama viola el secreto fiscal.

Previos trámites de ley se resolvió negar la protección de la justicia federal; por ello el quejoso presentó recurso de revisión en contra de dicha sentencia, el cual fue admitido a trámite y resuelto por el citado Tribunal.

En la sentencia se estableció que el numeral 69 del Código Fiscal señala que el personal oficial que intervenga en los diversos trámites relativos a la aplicación de las disposiciones tributarias está obligado a guardar absoluta reserva en lo concerniente a las declaraciones y datos de los contribuyentes, con las excepciones que ahí se refieren; entre ellas, que la información la solicite una autoridad judicial en asuntos de alimentos. 

De manera que, si la excepción a la regla general de protección de información no se estableció en asuntos de materia diversa a la de alimentos, como es el de compensación de bienes adquiridos durante el matrimonio (que tienen una naturaleza diversa a la de los alimentos), es claro que es indebida la admisión de la prueba consistente en la solicitud de información al Servicio de Administración Tributaria. 

No cabe duda que el citado criterio es de gran relevancia para la vida jurídica, ya que brinda certeza sobre si puede ser utilizado en un procedimiento de compensación económica de bienes obtenidos durante el matrimonio la información rendida por la autoridad hacendaria; cabe mencionar que si bien es un criterio dictado por un Tribunal Colegiado de la Ciudad de México y el mismo no resuelta vinculante para todos los tribunales de nuestro país, sí es un criterio orientador sustentado en los diversos precedentes obligatorios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.


Etiquetas:
×