El consejo del díaMonterrey
Más del autor

Hablar en público

Ser íntegro

Evitar el chisme

¿Cuántas veces has evitado ir tras tus sueños por miedo a fracasar?

El Consejo del Día

Disfruta tu trabajo

Mantenerse enfocado

Ser Asertivo


Hace poco una lectora me comentó que batalla mucho para decir "no" y constantemente se encuentra haciendo favores que no quiere hacer. Llega el servicio a domicilio con un pedido incompleto y prefiere dejarlo así sin incomodar al repartidor, molesta consigo, por no expresar lo que realmente piensa y siente de forma pertinente. 

La Asertividad: es la capacidad de expresar eso que sientes o deseas, en el momento adecuado y sin sentir culpa. Una persona asertiva busca que no se afecten sus derechos, ni los de los demás. Busca que le respeten y también respeta a los demás. Por este motivo, te quiero compartir 3 consejos para ser asertivo.

1. Deja de disculparte por todo

Tú decides cómo utilizar tu tiempo, energía y dinero. No tienes que dar explicaciones a la gente del porqué vas a hacer o no vas a hacer tal cosa. Siempre existirá una forma de expresarte sin herir los sentimientos de los demás. Si dejas de disculparte por tus necesidades o deseos, notarás cómo tu bienestar se incrementará, proyectarás mayor seguridad y estarás más satisfecho con tus decisiones y tu estilo de vida.

2. Practica decir "no"

Oye Daniel, ¿pero qué van a pensar de mí si les digo "no"?

Al principio, decir "no" puede producirte miedo o incomodidad, pero con el tiempo llegarás a sentirte bastante liberado. Es probable que algunas personas se sientan decepcionadas ante esta nueva reacción, e incluso algunos podrían intentar manipularte haciéndote sentir mal por dejar de ver primero por sus intereses y necesidades, pero recuerda que tú no le estás haciendo daño a nadie por expresarte viendo por ti. 

Cuando sea necesario, permítete expresar un "No" amable y respetuoso. 

3. Habla desde el YO

La clave es usar "Yo" en lugar de "Tú", y mantenerte siempre concentrado en el problema, no en acusar a la otra persona. Te ayudará a expresarte sin hacer que la otra persona se sienta atacada o se ponga a la defensiva. Que por ejemplo puedas decir: "Me sentí ofendido con el comentario que hiciste", en lugar de "Porqué siempre tienes que ofenderme con tus comentarios".

Empieza a practicar la asertividad en situaciones simples como pedir que le quiten los hielos a tu vaso en el  restaurante o rechazar las explicaciones indeseables de las compañías que te llaman a tu teléfono. Poco a poco irás ganando confianza para ser más asertivo. Recuerda que cuanto más te respetes a ti mismo, más te respetarán los demás, y ése es en realidad, el objetivo final de la asertividad. 

"Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir" 



Volver arriba