El consejo del díaMonterrey
Más del autor

Desarrollar amor propio

Ser Asertivo

Hablar en público

Ser íntegro

Evitar el chisme

¿Cuántas veces has evitado ir tras tus sueños por miedo a fracasar?

El Consejo del Día

Siembra un pensamiento


«Siembra un pensamiento y cosecharás una acción. Siembra una acción y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino», dice el proverbio. 

Un pensamiento tiene el potencial de llevarte a vivir una grandiosa y agradable vida, como también tiene la capacidad de hacerla limitada y complicada. Los pensamientos forman parte de nuestra rutina diaria. Todo lo que vemos a nuestro al rededor empezó con un pensamiento. Numerosos inventos, películas, historias y grandes herramientas han venido a facilitar y alegrar nuestra vida, gracias a la decisión de personas que persistieron en ese pensamiento y en esa idea hasta que la hicieron realidad. 

Reportan los estudiosos de las neurociencias, que tenemos alrededor de 60,000 pensamientos diarios. Constantemente nos encontramos haciendo interpretaciones y significando de lo que vivimos. ¿Cómo sería tu vida si el 90% de esos pensamientos se relacionaran con la gratitud, el optimismo, el amor, la verdad, la vida y las bendiciones? 

Desgraciadamente la mente humana tiende hacia lo negativo que finalmente provoca el enfoque en aquello que falta, en lo que está equivocado, en el dolor, en las limitaciones, las traiciones y los desencantos de la vida. Por este motivo quiero compartirte 3 consejos para renovar tu mente. 

1. Atesora en tu mente lo bueno

Mucha gente desconoce que la felicidad se incrementa considerablemente cuando se tiene el reconocimiento de todo aquello bueno que se tiene. La vida está llena de grandes bendiciones, que muchas veces ignoramos. Nos dejamos llevar por comentarios negativos u otras veces nos dejamos dominar por las circunstancias difíciles que vivimos. Pero ante esas situaciones hay que buscar lo bueno como si fueran pepitas de oro escondidas en el lodazal de los problemas. Ten bien presentes todas aquellas cosas buenas que están sucediendo en tu vida en este momento. Eso cambiará completamente tu perspectiva. 

2. Elimina patrones negativos 

Cuando piensas en algo constantemente, tu mente crea patrones para reducir el gasto de energía. 

La mente tiende a la repetición y se cicla en los mismos pensamientos. ¿Te ha sucedido que te subes a tu auto y llegas a tu destino, sin siquiera haber pensado conscientemente durante el proceso? 

El punto es desautomatizar esos pensamientos que se acomodan fácilmente dentro de tu mente. Cuando vuelvas a tener un pensamiento que ya te ha lastimado anteriormente ¡Deshazte de él! 

3. Sé radical e intencional

Dice Tsun Tzu en El arte de la guerra, que la mejor defensa es el ataque. Creo que cuando nos encontramos batallando con la vida, muchas veces nos podemos dar cuenta que sufrimos precisamente porque nos encontramos en modo pasivo. 

Hay que ser radicales e intencionales con nuestros pensamientos si pretendemos disfrutar el camino y llegar lejos en la vida. Tienes que adelantarte y agregar a tu rutina de pensamientos todo aquello que te permitirá vivir una vida victoriosa. Si tu no decides en qué pensar, tus circunstancias van a decidir pensar por ti y el resultado será totalmente diferente. 

Escoge tus pensamientos, actívalos intencionalmente y rompe con todas esas barreras que te han impedido disfrutar y desarrollar tu mejor versión. 

"Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir"

Volver arriba