OpenA
No es de Locos

Siete recordatorios de autocuidado

No es de Locos

Siete recordatorios de autocuidado

La única relación y la más importante es contigo mismo, ¿cómo te tratas a ti?

No hay manual para aprender a cuidarnos y querernos de la mejor manera. Sin embargo, ponernos en contacto con nuestras necesidades y vulnerabilidades puede ser un buen comienzo para entenderlo. 

Puede ser un camino confuso, extraño y hasta a veces desconocido, la intuición y tu paz serán las mejores brújulas. Por eso, te comparto algunas coordenadas que podrían guiarte en el camino del amor propio.

1.- No tienes que ser perfecto para ser amado. La idea de tener que ser un proyecto acabado para entonces estar en condiciones de ser amado y amar es una ilusión. El ser humano es un proyecto en constante deconstrucción y reconstrucción. 

Siempre se puede abordar dificultades y conflictos internos, sin embargo amar implica abrazar la imperfección del otro.

2.- Sólo porque ahora no puedas ver lo bueno, no significa que no exista. La mente es muy poderosa y a manera de mecanismo de defensa puede centrarse en una primera instancia en todo aquello en nuestro ataque. Recuerda que tus pensamientos son pasajeros y que no todo lo que pensamos es cierto ni es un hecho.

3.- No necesitas de la aprobación de los demás para sentirse feliz u orgulloso de ti mismo. Vuelve a leerlo si no te quedó claro. Recibir el reconocimiento del otro es una preferencia, pero siempre será esencial que devenga primeramente de ti.

4.- Cometer un error no te convierte en un fracaso. La tendencia a juzgar toda nuestra existencia por un error es una idea irracional que sólo lleva a la ansiedad y sensación de vacío. Aprender de los errores significa portar una mente en crecimiento, reconociendo que no siempre lo tenemos que saber todo ni hacerlo perfecto y eso está bien.

5.- El amor y la atención que crees que necesitas de alguien más, puedes dártelo tu mismo primero. Cuántas responsabilidades afectivas volcamos en nuestras relaciones (amigos, pareja, padres, jefes), “tú debes de enseñarme, reconocerme, etc”.

La realidad es que recibirlo porque el otro puede dártelo es genial y bienvenido sea. Sin embargo, no siempre es así  y ahí comienza nuestro camino al interior para buscar las respuestas en nosotros que nos permitan movilizarnos.

6.- Tu valor no está determinado por lo que los demás piensen de ti. Cada quien juzga a través de su óptica interna. Escuchar comentarios, crítica y señalamientos desde luego puede doler, sin embargo cada uno tiene el poder de elegir. Elegir entre tu verdad y la opinión del otro. Aprender a escucharte y poner límites te permitirá serte fiel a tu valor.

7.-Es válido descansar y eso no significa que eres un flojo. En una sociedad donde la productividad es más importante que ser feliz y crecer, es indispensable darnos tiempo para solo ser. Sin esfuerzos, sin prisas, desacelerar el ritmo y poder desconectar. Recordar que para ser productivos y avanzar se necesita de un buen descanso.

¿Te resonó alguna? Compárteme tus comentarios en IG, recuerda que #NoEsDeLocos comenzar contigo mismo para poder conectar con los demás.

×