OpenA
Pensando en la gente

Sintram sin fotomultas

Pensando en la gente

Sintram sin fotomultas

Hace apenas unas semanas, el gobierno del estado asignó la modernización del Sistema Integral de Tránsito Metropolitano (Sintram) a la empresa Semex por $1,796.4 millones de pesos, un 63% más alto de lo proyectado, lo que el Ejecutivo estatal justificó asegurando que debieron incluir complementos solicitados por los municipios metropolitanos, entre estas “solicitudes adicionales” destaca la aplicación de fotomultas para los automovilistas que infrinjan 14 faltas de tránsito. Las autoridades municipales metropolitanas han negado públicamente haber solicitado esta infracción electrónica. ¿A quién le vamos a creer?

Las fotomultas son infracciones de tránsito, las cuales son emitidas a través de una amplia red de cámaras. Este sistema ya se aplica en Puebla, Jalisco, Estado de México y en la Ciudad de México, pero en este último caso, ya se transformó de fotomultas a fotocívicas; es decir, que la sanción consiste en un programa de servicio social que fomenta una cultura vial.

En Nuevo León, algunos municipios metropolitanos intentaron implementarlas, como en Guadalupe, durante la administración de Francisco Cienfuegos Martínez, pero la actual alcaldesa Cristina Díaz las canceló; en García solamente duraron un año, siendo Escobedo el único en que operan desde 2012.

A través de las nuevas cámaras del Sintram, que se colocaran en 1,050 intersecciones semaforizadas de nueve municipios metropolitanos, el gobierno que encabeza Samuel Alejandro García Sepúlveda pretende cobrar 14 tipos de multas, a pesar que es una facultad municipal, de las cuales comentaré dos: 

1. Circular en horarios o días limitados en zonas de bajas emisiones. Con esta infracción ¿nos quieren avisar que van a aplicar el programa “hoy no circula”?

2. Exceder el peso o las dimensiones permitidas. ¿Cómo una imagen va a demostrar que un camión tiene peso adicional? En todo caso, se debe cuantificar con las básculas que existen para supervisar este tipo de unidades.

Se destaca que lo recaudado se destinará al funcionamiento del Sintram, esta es la razón por la que al gobierno estatal le urge se apliquen las fotomultas, porque es su mecanismo de autofinanciamiento; si llegan a sobrar recursos se destinarán a los municipios.

Los cabildos son los que tendrán que avalar y asumir el costo político del Sintram y sus fotomultas, todo por complacer el capricho del señor gobernador.

Es totalmente insensible que en estos momentos se piense cómo exprimir el 

bolsillo de la gente con nuevos impuestos y con multas masivas de dudosa aplicación. Es un golpe a la ciudadanía, la semaforización no debe estar vinculada con las fotomultas; la primera, es un tema de vialidad, las segundas, son sanciones.

Un gobierno humanista utilizaría el Sintram para agilizar el flujo vehicular, para que los ciudadanos dispongan de más tiempo para convivir con sus seres queridos y así incrementar su calidad de vida, pero este gobierno está bajo el signo del Instagram, en donde sus prioridades son otras, como el crear esquemas masivos y novedosos de recaudación para que se autofinancien sus obras.

En conclusión, no existe una justificación válida para perjudicar económicamente a la gente, por esta razón yo digo: no a las fotomultas.

×