OpenA
Cabrito Mayor

Solera

Cabrito Mayor

Solera

Dícese que el origen de la palabra “solera” radica en el mundo vitivinícola como un término que identifica la calidad que puede adquirir el vino con el paso de los años, así pues, el añejamiento va dándole la madurez, el color, el sabor, el buqué y el resto de propiedades que le darán la finura que lo identificará por su calidad de almacenamiento en las barricas del tiempo.

La expresión “tener solera” se refiere a la madurez que se adquiere para darle el punto exacto de perfección a las cosas o personas que con el tiempo han adquirido excelencia en su existir. De esta manera, algo con “solera” es granado, pero no rancio; maduro, pero no viejo; reflexivo, pero no insensato.

Entre los toreros que son artistas, con el tiempo se adquiere solera; es decir, la madurez que reúne el oficio, el valor, la técnica y la inteligencia acompañado del buen gusto, el aplomo y la prestancia. El saber estar no sólo en la cara del toro, sino en el ruedo, en la plaza y en cualquier otro lugar, es sólo de aquellos que con el paso del tiempo han ido mejorando su quehacer y por ende han adquirido “solera”.

Y quien con una “gran solera política”, misma que ha adquirido poco a poco, como los buenos vinos y los mejores toreros, que con el paso del tiempo en el servicio público ha podido nutrirse de sensibilidad, el alcalde de Escobedo, Andrés Mijes LLovera, ha dado muestras de madurez para hacer a un lado los colores y diferencias partidistas y anteponer las necesidades de la ciudadanía para compartir sus exitosas experiencias de justicia cívica con sus homólogos de otros municipios y con el gobierno del nuevo Nuevo León.

La cordialidad y el interés común de mejorar el servicio público de justicia y seguridad para bienestar de la gran mancha urbana de la zona metropolitana ha hecho que Mijes Llovera, con “gran solera”, transmita sus conocimientos y se coordine con otros ediles para que Escobedo comparta las exitosas y buenas prácticas de los modelos de Justicia Cívica y Justicia Vial, que se implementó en su municipio desde tiempo atrás y que lo convirtieron en el pionero a nivel nacional y ahora gran referente del tino ciudadano que le apostó a la continuidad de estos programas.

Hace unos días, el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas (y serio suspirante a usted ya sabe qué), acudió a Escobedo para conocer los procedimientos de estos exitosos programas con la intención de replicarlos en su municipio, a grado tal que manifestó ahí mismo que cuanto antes implementará la Justicia Cívica y Vial en la capital neoleonesa y para ello se basará en el modelo escobedense.

Pero “la solera” de Mijes no termina ahí y con gran clase y categoría política lleva muy buenas relaciones y comunicación estrecha con otros alcaldes como Daniel Carrillo, de San Nicolás, o el mismo gobernador Samuel García Sepúlveda, lo que se ha traducido en más y mejores estrategias de seguridad, obras y proyectos en favor de la población de su municipio.

Además, mucho ha avanzado Escobedo en rubros como la cultura de la legalidad y compartir la estrategia de sus exitosas campañas sin reserva, ni medida y sin distinción de colores partidistas, habla de la categoría, la sensibilidad y madurez política de Andrés Mijes Llovera, 

que con ello ha dado muestras de ser un ejemplo y referente a seguir en el servicio público por estar sin duda alguna y con una gran solera a la estatura de su honorable cargo.

Por hoy es todo, medite y reflexione lo que le platico, esperando que el de hoy sea un gran día, por favor cuídese y ame a los suyos; me despido honrando la memoria de mi querido hermano Joel Sampayo Climaco con sus palabras: “Tengan la bondad de ser  felices”. Nos leemos aquí el próximo lunes, Dios mediante.

×