OpenA
Buhedera

Tenisfilia

Buhedera

Tenisfilia

Santana se coronó como campeón de Wimbledon en 1966 y fue al estadio en el metro, cargando dos raquetas. Su premio fue £6 libras esterlinas y un vale para comprar en una tienda de deportes (el premio de 2021 para el ganador fue €2 millones de euros, unos $47 millones de pesos mexIcanos). En ese entonces la raquetas eran pesadas y rígidas, con cuerdas de tripas animales; los jugadores de hoy nomás no pueden ni darle a la pelota con esos armatostes. (Mi gran lujo en mis tiempos adolescentes era una raqueta de madera marca “Jack Kramer” cuya empuñadura me quedaba grande).

El Erny: “Descanse en paz, Manolo Santana. El primer gran tenista español que cobró fama mundial al ganar Wimbledon en 1966. El Pelón Osuna nunca pudo con Santana, quien lo eliminó en Wimbledon en su camino a ganar la final contra Dennis Ralston.

Pero mi primer héroe latino en el tenis fue Alex Olmedo, peruano, que ganó Wimbledon en 1959 poniéndole una madriza a Rod Laver, el mejor del mundo y, para mí, el mejor tenista de la historia. En 1979 tomé una lección con Alex Olmedo en el hotel Beverly Hills de Los Ángeles, donde Olmedo era el ‘pro’. Cobraba $300 dólares la hora, pero como se impresionó de que yo supiera su biografía, me cobró solo $100 dólares, jajaja.

Rod Laver, ‘The Rocket’, ganó en todas las superficies: césped, arcilla, cancha dura, alfombra y madera. Es, hasta ahora, el único tenista en ganar dos veces el calendario de Grand Slams, un récord que creo jamás será superado. Lo conocí en la Laver Cup hace 2 años en Ginebra, Suiza. Platicando con él, le comenté como mi padre y yo nos pegábamos al radio para escuchar su final de Wimbledon”.

ALEX OLMEDO

Wikipedia: “Luis Alejandro Olmedo Rodríguez (Arequipa 1936-Los Ángeles, 2020), más conocido como Alex Olmedo, fue un tenista peruano nacionalizado estadounidense en 1957. Fue número uno de Estados Unidos y segundo del mundo en 1959.

La Copa Davis de 1958. En el encuentro decisivo Alex Olmedo derrotó a Ashley Cooper con un juego devastador imponiéndose con un 6-3, 6-4 y 8-6. Estados Unidos había roto el predominio australiano (pragmáticos como siempre, con la ayuda de un jugador importado). El Perú vibró con esta victoria y el presidente Manuel Prado Ugarteche le concedió a Alex Olmedo los Laureles del Deporte, la más alta condecoración para un deportista peruano. Olmedo recibió el premio durante su retorno a Perú y jugó un partido de exhibición en el Estadio Nacional de Lima que se vio abarrotado de espectadores.

El año de 1959 vio consagrarse a Alex Olmedo como uno de los mejores del mundo. Su ciclo victorioso empezó en el Abierto de Australia, en el que debutaba en individuales. Consiguió llegar a la final del torneo australiano en el que le tocó enfrentar a Neale Fraser al que venció por 6-1, 6-2, 3-6 y 6-3. Así obtuvo de gran manera su primer torneo de Grand Slam.

Su predominio en el tenis mundial quedó confirmado al ganar el segundo Grand Slam de su carrera, esta vez en Wimbledon. En la mítica Catedral del Tenis, Alex Olmedo aplastó a Rod Laver por un marcador de 6-4, 6-3 y 6-1 en sólo 71 minutos de juego. El Court Real presenció así una de las victorias más arrolladoras en la historia del torneo.

En el Abierto de Estados Unidos consiguió llegar a la final en la que fue vencido por su ya clásico rival Neale Fraser. En ese mismo torneo fue finalista en dobles haciendo pareja con Earl Buchholz Jr. Fue considerado el tenista amateur número 1 del mundo para el año 1959.

En el año 1960, Alex Olmedo se volvió profesional, por lo que dejó de jugar los torneos amateurs. Aun así siguió deleitando al público jugando otros torneos de profesionales y en presentaciones ‘one-night stand’.

Como reconocimiento a su gran paso por las canchas. Alex Olmedo fue elevado al Salón Internacional de la Fama del tenis en 1987. Falleció el 9 de diciembre de 2020 en Los Ángeles, de un infarto coronario”.

×