OpenA
Herbolaria y salud

Tepezcohuite

Herbolaria y salud

Tepezcohuite

Utilizado por los Mayas para problemas dermatológicos.

El Tepezcohuite es una especie endémica del sur de América del Norte, aquí en México se distribuye en la región del sureste, en los estados de Chiapas y Oaxaca. Antiguamente fue empleada por los Mayas para tratar diferentes problemas dermatológicos, en especial quemaduras. 

Hoy en día, gracias a investigaciones científicas sabemos que la corteza de esta maravillosa planta contiene propiedades cicatrizantes, antisépticas y regeneradoras del epitelio.  Durante la erupción del volcán Chichonal en 1982 fue empleado para tratar quemaduras en los heridos. 

En la ocasión de la explosión de una planta de almacenamiento de gas en el poblado de San Juanico en 1983, fue empleado también para curar a los heridos. Y durante el terremoto ocurrido en la Ciudad de México en septiembre de 1985 fue un gran aliado. En cada uno de estos episodios, la corteza pulverizada del Tepezcohuite fue aplicada directamente sobre la piel. 

Los resultados fueron sorprendentes, imágenes de sus efectos curativos en los heridos salían en la televisión, lo que la hizo una planta muy popular. En todas partes se comenzaba a vender pomadas de Tepezcohuite y polvos de Tepezcohuite. 

Fue tanto el alboroto con esta planta que casi estuvo al borde de la extinción. Comenzó a ser común encontrar limaduras de hierro en polvos de Tepezcohuite, alterados con el fin de seguir vendiendo. Esto comenzó a bajar su consumo, sin embargo, los científicos no cesaron de realizar investigaciones científicas a efectos de validar su uso en el área dermatológica.   

La corteza de Tepezcohuite ha demostrado tener una actividad inhibitoria sobre microorganismos típicos de infecciones de la piel como Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa y Candida albicans, por mencionar algunas. También se demostró tener actividad inhibitoria significativa sobre algunos hongos como Microsporum canis y Trichophyton rubrum.

Estudios clínicos llevados a cabo en el Departamento de Dermatología del Hospital General de México demostraron que el pulverizado de corteza aplicado directamente en úlceras cutáneas produce un efecto analgésico local e induce un proceso regenerativo de la epidermis, lo cual coadyuva en el proceso de cicatrización. 

A través de la experiencia, se sabe que es muy efectivo en úlceras varicosas, obteniendo una cicatrización completa al cabo de 8 semanas. A pesar de ser una planta de gran utilidad como cicatrizante y regenerador de la epidermis, está contraindicado su uso oral (no se debe de ingerir) debido a la presencia de alcaloides hepatotóxicos. 

Y, en virtud de haberse constatado actividad uterotónica en animales de laboratorio, no se recomienda su uso en aplicaciones tópicas en mujeres embarazadas. También se puede aplicar en enjuagues bucales en el caso de heridas de las mucosas y encías sangrantes.     

×