OpenA
Fortaleza ciudadana

Tribuna vial

Fortaleza ciudadana

Tribuna vial

Cuando un grupo de ciudadanos aportamos ideas para la creación de un modelo de justicia cívica que fuera la aplicación de las normas de vialidad, se pensó en tener una instancia cercana a la gente que buscara como el gran objetivo salvaguardar la vida y la seguridad de las personas, con principios muy claros, se trata de respetar los derechos humanos y prevenir que las conductas escalen a otros niveles. Fue así que se conformó una junta de movilidad para trazar la ruta, iniciando una secretaría técnica que fuera capaz de conducir las acciones propuestas por este órgano ciudadano, esto ocurre en el municipio de Escobedo, Nuevo León. 

Entre las diferentes atribuciones y logros obtenidos por ese grupo ciudadano, se implementó el modelo de tribuna vial, para ello se cambió la forma de operar tradicional, de manera que los servidores públicos policías viales que fueron dotados con equipamiento de cámaras de video, equipo con el cual deben tener capturada la evidencia de la comisión de una infracción al reglamento de tránsito, al detener al ciudadano infractor debe informarsele el motivo de la falta al reglamento y que el procedimiento está siendo grabado para presentar la evidencia ante el C. juez de la tribuna vial, por lo que se le entrega un citatorio para dentro de un periodo que no debe exceder los 10 días.

Al ciudadano que comparece se le hace saber el motivo, se le muestra la evidencia de su conducta infractora y se le expone la sanción a la que pudiera ser acreedor, de tal suerte que en función de su reconocimiento de la falta el juez vial puede, de acuerdo con sus atribuciones, señalar una sanción para el caso específico, que puede ser desde una amonestación, una sanción consistente en la participación en cursos o talleres de conducción, lo que permite que el ciudadano se dé cuenta y mejore sus hábitos de conducir; también existe la posibilidad del pago o de cambiar éste por trabajo en favor de la comunidad. Es de señalarse que este modelo está pensado en que sea muy didáctico, preventivo de nuevas conductas, de entrada no es un modelo que se haya diseñado para que la municipalidad obtenga “recursos económicos importantes”, pero si para tener mejores resultados en cuanto a evitar conductas e infracciones reincidentes y que se tuviera menor cantidad de accidentes con resultados funestos. Esos son los grandes objetivos que debe seguir la autoridad cuando implementa acciones de esta naturaleza, buscar abatir cifras, y bueno, conservar la calidad de vida de la población de cada territorio municipal. 

Ahora veo que hay municipios como San Pedro que toman o copian algo de este modelo, “Vas al Juez”, lo que me parece muy bien siempre que sea pensado en respetar los derechos de los ciudadanos, no ponerles etiquetas, ni estigmas por clases económicas, al final todos los ciudadanos que convivimos en los territorios municipales debemos aspirar a tener condiciones de movilidad y seguridad vial, ésta se impulsa con autoridades que hagan bien las cosas poniendo y priorizando la pirámide de movilidad, pero sobre todo poniendo al ciudadano al centro de la actividad. Deseo sinceramente que este modelo que impulsamos desde hace varios años siga siendo imitado y desde luego mejorado por los demás municipios, como ocurre en muchas partes de este país.

luisgerardotrevinogarcia@gmail.com

Twiter @luisgfortaleza

Instagram @fortalezaciudadana 

Fb. Fortaleza Ciudadana compromiso por la seguridad

Fb. Luis Gerardo Treviño García

×