OpenA
Sí- Neh

Una mentira blanca

Sí- Neh

La directora insistía en que si no era a su manera no habría película. 

The Farewell (2019) es dirigida y escrita por Lulu Wang y basada en la “verdadera mentira” que vivió su familia.

Billi (Awkwafina) es una chica de ascendencia china, quien es muy cercana a su abuela, Nai Nai (Shuzhen Zhao) a pesar de que se encuentra viviendo con sus padres en Nueva York. Un día Billi se entera de que su abuela tiene cáncer terminal y la familia no planea decirle. Por el contrario, deciden apurar la boda de su primo para que toda la familia pueda estar unida una última vez.

A pesar de que sus padres le insistieron en que no fuera, para que la abuela no sospeche nada, ella decide armarse de valor y aprovechar el tiempo que le queda con Nai Nai. Mientras tanto, en su interior, lidia con el conflicto emocional y moral de querer decirle la verdad a su abuela.

Es necesario advertir que la película es un poco lenta, además de que la mayor parte de ésta está hablada en chino, por lo que seguramente pasarás una buena parte leyendo subtítulos. Esto no afecta para nada a la calidad de la cinta, pero es bueno tener en mente que no es una experiencia llena de emoción, persecuciones o conflictos hiperbolizados por entretenimiento.

Es lenta, melosa, emocional y muy conmovedora. Encima de esto, todas las escenas tienen un propósito, son simbólicas, y nos ayudan a dar un vistazo a la mentalidad de las familias chinas y a su forma de vivir sus tradiciones lo cuál resulta muy interesante y clave para entender porqué existe el conflicto que se presenta en primer lugar.

Este de hecho es lo más interesante y la principal razón por la que analizar este filme vale muchísimo la pena. Nos pinta los valores morales del Oriente y nos habla de cómo desde su punto de vista es bueno el ocultarle las malas noticias a una persona y evitarle vivir con ese miedo y dolor, dejando entonces que sea el resto de la familia quien tiene que lidiar con esa angustia.

Hablan de su forma de entender que todos somos parte de una unidad, no somos individuos y como tal es nuestra responsabilidad proteger a nuestros seres queridos de la cruel realidad para evitarles el sufrimiento que podamos. ¿Esto vuelve el acto de ocultar algo tan serio como un diagnóstico de cáncer terminal algo permisivo?

La realidad es que no hay una respuesta definitiva y, precisamente por ello, resulta tan interesante escuchar a estos personajes compartir sus contrastantes perspectivas.

Uno de los trabajos más genuinos y apasionados que he visto desde el 2019. A pesar de su ritmo, realmente es una bella experiencia que se puede disfrutar con toda la familia y que sirve para recordarnos lo pasajera que es la vida, y para cuestionarnos lo que estaríamos o no dispuestos a hacer para aliviar el dolor de alguien que realmente nos importa. 8/10.

×