Una tacita de té


Una de las bebidas que más recomiendo en consulta es el té, infusión o tisana. Hay muchísimas variedades que además de ser deliciosas, tienen increíbles propiedades benéficas para nuestra salud. Algunas de las opciones tisanas que recomiendo son:

1.- Té de manzanilla: de los más comunes que hay y podemos encontrar en casi cualquier lado. El té de manzanilla tiene propiedades relajantes que según diversos estudios pueden ayudar a combatir el insomnio. También ayuda a personas con diabetes tipo 2 al mejorar los niveles de glucosa, insulina y lípidos. Tiene muchísimos otros beneficios y propiedades antibacteriales y antiinflamatorias.

2.- Té de menta: otra excelente opción y fácil de encontrar. Existen estudios que comprueban que el aceite de menta, normalmente incluido en las hierbas, ayuda a calmar las náuseas, indigestión y dolor estomacal. Además de ser popular por sus beneficios a nivel intestinal, tiene propiedades antioxidantes, antibacterianas y antivirales.

3.- Té de rooibos: de origen sudafricano, esta alternativa de té ha sido estudiada en algunos estudios donde se asocia su consumo con una mejor densidad ósea, así como con una reducción en el riesgo de enfermedades cardiacas.

4.- Té de jengibre: este delicioso té, lleno de sabor y beneficios, es conocido por sus propiedades antioxidantes. También, el té de jengibre se conoce por aliviar las náuseas, combatir la inflamación y se ha demostrado en algunos estudios que el consumo de té de jengibre ayuda a disminuir los dolores asociados con la menstruación.

Los mencionados anteriormente no son realmente tés sino tesinas, puesto que el té proviene de una planta llamada Camellia sinensis. Algunas opciones de té son té verde, té negro, té blanco, té azul (té oolong).

Algunos beneficios del té en general están relacionados con la salud cardiovascular. Por sus propiedades antioxidantes, estudios demuestran relación entre el consumo de té negro y un menor riesgo de infartos. Mientras que el consumo de té verde se asocia a menor concentración de colesterol LDL (malo) y triglicéridos y mayor concentración de colesterol HDL (bueno).

También es importante mencionar que el contenido de polifenoles en el té, particularmente las catequinas en el té. Tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Por lo que en diversos estudios se ha asociado el consumo de té con una disminución en el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Éstos son sólo algunos tipos de tés y tesinas pero hay muchísimas opciones, así como muchísimos beneficios, lo importante es disfrutar esa taza de té. También es importante recordar que el consumo de té no es magia, sin embargo, se puede incorporar fácilmente a un estilo de vida saludable donde se incluye una alimentación balanceada.

Be Healthy. Be You.

Volver arriba