OpenA
Pensando en la gente

Urge apoyar al sector hotelero

Pensando en la gente

Urge apoyar al sector hotelero

El turismo en Nuevo León, y particularmente el sector hotelero, ha sido una actividad que ha generado una importante derrama económica en la última década. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 2009 a 2018 la ocupación hotelera de la entidad tuvo un incremento de 50% al 60 por ciento. En 2018 había 354 hoteles y para 2019 aumentaron a 365 (un crecimiento de 3.1%); en el mismo periodo, los cuartos se incrementaron de 19,892 a 20,665 habitaciones, respectivamente. Por su parte, la Secretaría de Turismo en sus Resultados de la Actividad Turística, junio 2021, destaca que el aeropuerto de Nuevo León es el séptimo en recibir más pasajeros: de enero a junio 2020 recibió 60,468 y en 2021 a 51,031. Como podrá observarse, aunque su ritmo no es  vertiginoso, el turismo local es sostenible y con tendencia de crecimiento, a pesar de la reciente crisis económica provocada por la pandemia. 

Lamentablemente, el gobierno estatal, en lugar de fomentar esta importante actividad, como es su obligación, ahora mantiene una confrontación con la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León (AHNL), fundada en 1965, la cual aglutina 107 hoteles de la entidad, los que al día de hoy registran una ocupación de 45 por ciento.

En estos últimos seis años, la AHNL y Samuel García Sepúlveda, primero como diputado local y hoy como gobernador, han tenido dos confrontaciones públicas debido a que García Sepúlveda ha faltado a su palabra en el desempeño de su cargo. Veamos algunos antecedentes. 

1.- El 15 de diciembre de 1995 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma al artículo 41 fracción I de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, cuya vigencia inicia en enero de 1996, para posibilitar a los gobiernos estatales y municipales reasumir sus potestades para imponer gravámenes a la prestación de servicios de hospedaje. En términos de la recaudación de los impuestos estatales, este gravamen es uno de los más importantes; por ejemplo, en 2019 representó el 4% del total de la recaudación, sólo por debajo del impuesto sobre nómina (77%) y del Impuesto Sobre Tenencia o Uso Vehicular (12 por ciento). 

2. Actualmente está vigente en todas las entidades federativas, en donde su impacto oscila entre 2% y 7% del total de los impuestos recaudados. Las entidades que cargan el 3% son 14: Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas.  Según el Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas (Indetec), Nuevo León recaudó en 2020 $148 millones 443,084 pesos, y lo pronosticado para 2022 son $95 millones de pesos. En total, los estados recaudaron en el año de 2020 un monto de $5,025 millones 099,203 pesos. Este gravamen representa una fuente importante de ingresos para los estados.

3. Con el propósito de fomentar el sector hotelero, en 2016, la LXXIV Legislatura estatal emitió un decreto para etiquetar el Impuesto sobre Hospedaje al Fideicomiso Turismo Nuevo León (FITUR), para que con dicha recaudación el fideicomiso pudiera: 

a) Realizar aportaciones económicas para la promoción del turismo en el estado.

b) Llevar a cabo erogaciones para ejecutar infraestructura en beneficio de su ramo.

Asimismo, se le impone un candado al Ejecutivo estatal para trasparentar y obligar el traslado íntegro de lo recaudado al referido fideicomiso. Sin embargo, en diciembre de este mismo año el entonces gobernador Jaime Rodríguez Calderón vetó este decreto. 

Lo anterior resulta reprobable, ya que gracias al fondo destinado al fideicomiso se ha conseguido para Nuevo León, entre otras:

a) Los juegos Nacionales de la CONADE. 

b) El Congreso Mexicano del Petróleo, tuvo un aforo de más de 6,000 personas. 

c) El siguiente año está programado un Congreso de Pediatría, con una afluencia de más de 7,000 especialistas.

Gracias a estos eventos, la ocupación hotelera se incrementó en más de un 10%, del 25% durante 2020 pasó a 39% en el mes de octubre de 2021, cuando se reactivó la actividad de congresos y exposiciones.

4. La primera confrontación entre la AHNL y Samuel García ocurre el 14 de junio de 2016, cuando siendo éste legislador presentó una iniciativa para incrementar del 2% al 3% el impuesto sobre hospedaje, con el argumento de que: “busca generar un círculo virtuoso en el ámbito del turismo en el estado,… se busca la forma en que ese 3% que retendrá el ramo hotelero, se aplique en su totalidad para incentivar la afluencia de visitantes a nuestro estado con el pago de este impuesto, tal y como acontecía cuando este impuesto se creó en el año de 1997”.

El entonces diputado comentó que para tal efecto tenía el visto bueno de la AHNL, pero el presidente de esta agrupación, José Treviño, lo desmintió: “Samuel en su cuenta de Facebook miente al afirmar que los hoteleros hemos dado el aval para aprobar este incremento”.

En referencia a lo anterior, el diputado García Sepúlveda le contesta al representante del gremio hotelero: “este aumento condicionado consiste en que si se va aumentar en 2% al 3% de manera gradual, siempre y cuando quede en la ley condicionado que todo ese dinero va dirigido exclusivamente a turismo”.

5. La segunda confrontación ocurre cuando se presenta el Presupuesto de Egresos de 2022, ya que el gobernador faltó a su palabra empeñada para etiquetar los recursos al Fitur. Alejandro Garza, presidente de la AHNL, expresó que el gobernador en campaña se comprometió y publicó un video donde decía: “Cuando un impuesto se crea y está etiquetado es ilegal e inconstitucional el desvío. Entonces, si el Impuesto al Hospedaje desde que se creó tenía un etiquetado específico, el gobernador no puede meterle mano. Puede sugerir o plantear ideas, pero ¿por qué tu mismo gobierno va a violar lo que dice la Constitución? Que el gasto público etiquetado tiene un fin específico y hasta se puede considerar peculado, si lo mueves, pero como ha pasado y no ha habido sanción, pues yo creo que ya les gustó y entonces empiezan ahí”. 

6. Los hoteleros realizaron una rueda de prensa el 9 de diciembre para denunciar el incumplimiento de su palabra, donde sólo se etiquetan $40 millones de pesos de los $96 millones de pesos que se tienen programados para el Fitur. En la misma rueda de prensa, el vicepresidente de dicho organismo, Rolando Guido Dingle, sentenció: “En los últimos cuatro o cinco años, esto ha sido el común denominador”. En este evento, el presidente hotelero Garza Elizondo expresó: “Estamos seguros y convencidos que alguien del equipo del gobernador está haciendo totalmente lo contrario a lo que el señor gobernador quería, incluso se comprometió en campaña públicamente con nuestro sector y el Clúster de Turismo de nuestro estado”; más adelante, comentó: “sostuvimos una reunión de Consejo de nuestra asociación y decidimos informar, que de acuerdo a lo que se envió el Congreso del estado para aprobar el presupuesto para 2022, sólo se está enviando el 40% al rubro a recaudar por el Fideicomiso Turismo”.

En virtud de lo anterior, solamente tenemos que recordarle al gobernador Samuel García que su investidura es para conciliar y dar soluciones a los problemas de Nuevo León, no para confrontar y, mucho menos, para ignorar los compromisos contraídos y no aplicar los recursos públicos como lo mandata la ley. 

El turismo se debe de impulsar canalizando recursos económicos para su promoción y no creando cargos burocráticos como la nueva Secretaría del ramo, que solamente viene a duplicar funciones y a dilapidar el presupuesto estatal. Lo que se tiene que hacer es: cumplir con la palabra empeñada en campaña y en la exposición de motivos de su iniciativa como diputado local, y que en consecuencia se canalice de una manera íntegra el impuesto sobre hospedaje al Fitur.

×