OpenA
Fortaleza ciudadana

Valiendo madre

Fortaleza ciudadana

Valiendo madre

Con motivo del día que se celebra a las madres, permítame le platico, en esta ocasión que por cierto es su primer centenario, ya que la primera vez que se celebró en México fue en 1922, también en nuestro país tiene muchas acepciones el vocablo madre, hemos dicho en muchas ocasiones que la familia ha recibido muchos ataques y uno de ellos es que las "jefecitas" tengan que salir a trabajar para conseguir o completar "el chivo". Según sea el caso, si se trata de una mujer a cargo de la economía de su familia o si colabora junto con su pareja, en cualquier situación es doble o triple chamba, pues al final sigue siempre a cargo de la familia, la casa y  los hijos en un pequeño turno de 24/7/365, nomás.

Digo que vale madre pues los hijos sin duda son reflejo de los valores y las reglas fijadas por la autora de sus días. Hay muchas madres que forman a excelentes ciudadanos, para ellas deberían ser los apoyos y no como existe el programa ese de jóvenes destruyendo el futuro, si ese recurso lo recibieran las mamacitas seguro los traerían marcando el paso en sus estudios y ocupaciones que les permitan estar orgullosas de su trabajo y de sus hijos.

Se complica cuando las mamis tienen que laborar y los hijos andan sueltos y luego hasta con dinero que les sirve para todo menos para lo bueno ( tengo varios reportes de jóvenes que usan el dinero de su beca para la fiesta, alcohol y hasta para vitaminas de esas que dan risa); sin duda, el programa pudo tener magnificas intenciones en su creación pero al no tener una adecuada supervisión es un recurso que echa más a perder que lo que se logra. En esta ocasión no se trata de tirarle al gobierno federal, sino ponderar el trabajo y sacrificio de las madres mexicanas.

Antier mismo se veía en los noticieros nacionales que muchas mujeres salen a manifestarse, diciendo que para ellas no puede ser día de celebrar cuando les faltan sus hijos o hijas que los tienen desaparecidos, y coincido con ellas que no se puede ni siquiera considerar hacer una fiesta cuando hay incertidumbre sobre su paradero. Muchas de ellas llorando quisieran tener la certeza de encontrar aunque fuera el cuerpo de sus descendientes, lo que les permitiría cerrar ese capítulo difícil e incierto de no saber dónde están o dónde quedaron sus hijos.

Las comparaciones son odiosas, pero veo a estas mujeres madres llenas de angustia y sufrimiento, que lo único que les importa son sus hijos y no andar tratando de lastimar a otros por motivo de su caso ni buscando protagonismo, ni dando entrevistas, o peleando con las autoridades que ayudan e investigan los casos; pues bien, si usted pensó en alguien de aquí de la localidad existe gran diferencia entre padres de mujeres víctimas, uno que recibe la información con pena y dolor, pero acepta que su hija pudo haberse provocado el resultado que tuvo, por las razones que la chica haya tenido, que son muy respetables y que la hayan orillado a una decisión así, tranquilo con objetividad, agradecido con el apoyo que le han brindado tanto en el gobierno del estado como las autoridades investigadoras, y otro de un caso de gran relevancia quien parece que lo que más le importa es lastimar y volver a victimizar a su muchacha. Me dicen algunas personas que ese comportamiento puede deberse a un sentimiento de culpa por no haber estado al pendiente de muchas cosas en el entorno y que tampoco contestó cuando se le llamaba para advertir peligro debido al estado de la chica y que por ese motivo y para contrarrestar su propia culpa reparte responsabilidades con las autoridades y quiere dañar a las instituciones. Él dice: " caiga la cabeza de quien tenga que caer", ya le han dedicado mucha atención y seguirlo atendiendo de manera especial puede afectar la atención de calidad para otros casos, como si a fuerza tuviera que haber sido victima de más cosas la criatura; si la chica ya fue localizada fallecida, nada ni nadie la regresará. Lo menos malo que le pudo pasar a la niña es que fuera víctima de sí misma; es decir, que fuera un accidente y no que fuera maltratada, atacada y asesinada como el profesor lo sugiere; por Dios, que deje descansar el alma de la niña y trabajar a los investigadores. Esta Fiscalía de Feminicidios ha hecho un trabajo con una eficacia poco común, ha sido muy efectiva en sus casos, todos condenados, si el padre de la chica quiere ayudar que les platique a padres de jóvenes  de esa edad cómo prevenir sufrir una circunstancia como la que vive su familia, será de más provecho y honraría la memoria de la compañerita estudiante de Derecho que ha  alcanzado un impacto internacional.

luisgerardotrevinogarcia@gmail.com

Twiter: @luisgfortaleza

Instagram: @fortalezaciudadana

Fb: Fortaleza Ciudadana compromiso por la seguridad

Fb: Luis Gerardo Treviño García

×