OpenA
Tenis a Fondo

Vence el tenis a la pandemia en el mundo

Tenis a Fondo

Entre múltiples desafíos y obstáculos, el tenis se puso en marcha esta semana venciendo a la pandemia.

Los circuitos profesionales de tenis se están jugando con un calendario atípico y con unos requisitos estrictos para avanzar hacia su primer Grand Slam del año: el Abierto de Australia, que se celebrará tres semanas después de lo previsto, del 8 al 21 de febrero.

Con tres torneos, dos de la ATP, Delray Beach y Antalya, y uno de la WTA, Abu Dhabi, que coronarán a los tres primeros Campeones de la temporada 2021 este miércoles, el tenis ya está en marcha.

Paralelamente se están disputando también los torneos de calificación para Australia, en Doha y Dubai, para no interferir con el rígido protocolo sanitario al que serán sometidos los tenistas.

Además, el circuito de la ITF (Federación Internacional de Tenis, por sus siglas en inglés) ofrece torneos en distintos países, mientras que el Challenger Tour, circuito de desarrollo de la ATP arrancará su agenda también este mes.

Después de los torneos de calificación, los tenistas llegarán a Melbourne y Adelaida para iniciar una cuarentena de dos semanas, encerrados en hoteles, aunque con permisos mínimos para entrenar.

Los organizadores llevarán a unas mil 270 personas a Australia en 18 vuelos chárter desde siete ciudades diferentes, los mejores del mundo estarán en Adelaida y el resto en Melbourne.

Todo un complicado rompecabezas que deberán armar antes de que inicie este Grand Slam y que se ha dificultado por diferentes obstáculos que se han presentado.

Y es que en un inicio se esperaba que todos los tenistas se pusieran en cuarentena en Melbourne, pero se toparon con que ya estaban al límite de personas que podían estar en esta ciudad.

Entonces negociaron con las autoridades de Adelaida y acordaron alojar a 50 personas, los tres mejores hombres y las tres mejores mujeres, junto con sus equipos, a cambio de un torneo de exhibición, que se jugará el 29 y 30 de enero.

Otro obstáculo con el que han tenido que lidiar es con el descontento de un grupo de dueños de condominios en los que alojarán a los tenistas y que no están de acuerdo en tener en sus instalaciones a personas venidas de diferentes partes del mundo.

Y esto es apenas el inicio de un año fuera de lo normal que tendrá el tenis y que obliga a tomar decisiones sobre la marcha para dar cumplimiento a los diversos protocolos que está siguiendo cada país a causa del coronavirus.

La ATP tiene una agenda marcada hasta marzo mientras que la WTA se fue hasta julio, incluyendo los torneos de Guadalajara y Monterrey.

Las fechas ya están marcadas, y ahora la situación que vive el mundo pondrá a prueba a los organizadores para poner todo su empeño en mantener sus torneos y al mismo tiempo cumplir con los estrictos protocolos.

Por lo pronto, el Abierto de Australia anunció que planean tener un 75 por ciento de aforo en Melbourne. Veremos que dice la pandemia.

×