OpenA
Distrito Cultura

Visitantes y turistas en busca del tesoro cultural

Distrito Cultura

Visitantes y turistas en busca del tesoro cultural

Los museos tienen catalogados diferentes tipos de público, siendo el más popular y también difícil de complacer aquellos que van de paso por una ciudad.

Uno de los videos más populares de TikTok esta semana es el de una chica que mientras graba el Arco del Triunfo en París, habla de que gastó sus ahorros para ese viaje y fue toda una desilusión ver el monumento emblemático envuelto en tela. 

Y es que si no se han enterado, el famoso arco desde hace unos días está intervenido por un artista y luce bastante diferente a como es en realidad. 

L’Arc de Triomphe, Wrapped de Christo, es una pieza póstuma del artista, que ha sido dirigida por su sobrino Vladimir Yavachev. Esta pieza efímera del búlgaro fue pensada y planeada desde hace 60 años, sin embargo cientos de trabas no le permitieron llevarla a cabo. 

Ahora, ya no pudo verla hecha realidad, pero finalmente el Arco está envuelto en tela clara y atado con cordones rojos, tal y como su mente lo visualizó y como lo plasmó en los bocetos que dejó.

Así, quienes visiten la Ciudad Luz entre el 18 de septiembre y hasta el 3 de octubre no encontrarán la gran obra solicitada por Napoleón para conmemorar sus triunfos como siempre se ha visto, lo que para unos seguramente será una desilusión mientras que para otros la oportunidad única de ver una obra de arte efímera que probablemente no se repetirá jamás. 

Los museos, y también las ciudades turísticas que viven del turismo, tienen diferentes públicos identificados lo que les ayuda en sus planeaciones de actividades y también en su marketing: los visitantes locales, los visitantes especializados, el público estudiantil, el público infantil, los turistas, entre otros. Estos últimos somos todos aquellos que llegamos a una ciudad, a un museo, buscando las obras emblemáticas, quizá veremos otras en el camino, pero tenemos la meta de palomear las más importantes, las más famosas. 

En base a esas obras famosas y lugares emblemáticos es que se planean las visitas turísticas de las ciudades y las visitas guiadas, de esta forma el visitante cumplirá su objetivo de no perderse lo básico e indispensable que marca la tradición. 

Entonces, cuando el turista llega y el sitio no cumple todas sus expectativas, hay una desilusión… y todos la hemos experimentado: a mi me tocó ver el Arco de Tito, en Roma, tapizado de andamios y bueno, en la Ciudad de México siempre ha habido andamios en su Catedral por lo que nunca la he visto como debe ser. 

Entonces, ¿es normal sentirse desilusionado cuando lo que visitas no cumple con tus expectativas o cuando la lista que llevas de cosas por hacer no se completa? Sí, sin embargo, hay que aprovechar cuando ese monumento, museo o ciudad te ofrece otras cosas, en el caso de París las próximas semanas: una intervención artística que sin duda pasará a la historia.

×