OpenA
En Visión Millennial

¿Y si nos quitamos el cubrebocas?

En Visión Millennial

¿Y si nos quitamos el cubrebocas?

La reactivación total que arrancó hace unos días fue un gran paso que dio Nuevo León, ya que durante casi dos años la economía de nuestro estado fue duramente castigada; hoy los comercios y negocios comienzan a recibir más gente, y hasta se nos hace raro estar en lugares llenos, pero eso era la vida antes de la pandemia.

Para bien de Nuevo León, después de la reactivación total, los casos de Covid-19 han ido a la baja y ya pasamos a semáforo verde, por lo que las buenas noticias siguen y es muy alentador para el futuro que todo esté funcionando tan satisfactoriamente.

Ahora es el momento adecuado para que la autoridad de Nuevo León comience a evaluar profundamente el quitar el uso obligado del cubrebocas, y que la decisión de utilizarlo sea un tema meramente personal.

Por ejemplo, en el vecino país de Estados Unidos en muchos lugares ya no es obligatorio el uso del cubrebocas, incluso ni siquiera es obligado en los salones de clases. Mientras que en Río de Janeiro, Brasil, ya no son obligatorias las mascarillas en interior ni exterior.

En la Ciudad de México las autoridades también están evaluando la posibilidad de que se elimine el uso obligatorio de cubrebocas, esto gracias a los casos a la baja y a que gran parte de la población está vacunada.

En Nuevo León, la titular de la Secretaría de Salud, Alma Rosa Marroquín, señaló hace unos días que ya están evaluando el eliminar el uso obligatorio del cubrebocas, y dijo que están analizando los lineamientos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y de la Academia Europea. La funcionaria argumentó que están atentos a evaluar si las medidas son prudentes, además de que se cuente con la suficiente evidencia para realizar un cambio.

Desde hace unas semanas cuando se anunció que se estaba buscando la reactivación total, la cual se logró con éxito, yo comentaba en este espacio que era sumamente importante tratar de recuperar la verdadera normalidad, esa que vivíamos antes de la pandemia, y que no deberíamos quedarnos estancados en lo que nos impusieron como la “nueva normalidad”.

No deberíamos quedarnos atascados en la “nueva normalidad”, simplemente porque el escenario y las circunstancias son completamente diferentes a las que se presentaron al principio de la pandemia, hace casi dos años.

Hoy la mayoría de la población ya tiene el esquema completo de vacunación, además de que nos lavamos las manos con mucha frecuencia y también usamos gel antibacterial, seguimos portando el cubrebocas pero… ¿Realmente seguirá siendo necesario?

Sobre el uso del cubrebocas hay un debate real, pero si en un país como en Estados Unidos ya lo están dejando, evidentemente es porque los expertos han encontrado pruebas precisas para dar paso a esa decisión. Y es que el uso prologando de mascarillas aparte de ser incómodo hoy por hoy podría ya no ser tan sano como creíamos. 

Entonces, ojalá que Nuevo León siga analizando esta posibilidad, y que insisto, la decisión de utilizar el cubrebocas se quede completamente en una decisión personal, porque el que ya no sea obligatorio sería un enorme paso para recuperar nuestras libertades, que durante este tiempo se han visto coartadas una y otra vez.

×