Opinión

La afasia

Esta es la enfermedad que aqueja a Bruce Willis.

WIKIPEDIA: La afasia es el trastorno del lenguaje que se produce como consecuencia de una patología cerebral.

Se trata de la pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje, debido a lesiones en áreas cerebrales especializadas en estas funciones. Es entonces una pérdida adquirida en el lenguaje oral. Las principales causas son los accidentes cerebrovasculares y traumatismos craneoencefálicos. También puede ser resultado de tumores cerebrales, infecciones cerebrales o enfermedades neurodegenerativas, pero estas últimas son mucho menos frecuentes. El término afasia, que fue creado en 1864 por el médico francés Armand Trousseau (1801-1867), procede del griego, “imposibilidad de hablar”. La disfasia, por otro lado, es un trastorno específico en la adquisición del lenguaje.

En Estados Unidos unas 2 millones de personas tienen esta afección, 350,000 en España y unas 250,000 mantienen este diagnóstico en Gran Bretaña. Casi 180,000 personas adquieren el trastorno anualmente sólo en EUA. Independiente de la edad, cualquier persona puede desarrollarla, ya que muchas veces es causada por una lesión traumática. Sin embargo, las personas de mediana edad y adultos mayores son las más propensas a adquirirla, por ejemplo, aproximadamente el 75% de todos los accidentes cerebrovasculares ocurren en personas mayores de 65 años. Los accidentes cerebrovasculares representan la mayoría de los casos documentados de afasia: el 25% y el 40% de las personas que sobreviven a un accidente cerebrovascular desarrollan afasia como resultado del daño en las regiones del cerebro que procesan el lenguaje.


El hemisferio cerebral izquierdo como base del lenguaje

Aunque de apariencia similar, los hemisferios cerebrales se especializan en funciones diferentes. Una de las más conocidas es la especialización del hemisferio izquierdo en la mayoría de las personas como base del lenguaje. La comprensión de los aspectos no verbales del lenguaje y de la prosodia de este se relacionan más directamente con el hemisferio derecho. Esto es así para el 98.5% de las personas diestras y el 70% de las personas zurdas, estando parcial o totalmente lateralizado en el lado derecho en el resto.

El hemisferio izquierdo también se encarga de controlar la motricidad de los miembros del hemicuerpo (mitad del cuerpo) derecho. Además, las zonas motoras se encuentran físicamente cercanas a las del lenguaje, por lo que es común que algunos subtipos de afasia se acompañen de hemiparesia (debilidad motora en un hemicuerpo).


Etiología

La afasia puede ser causada por un accidente cerebrovascular, un traumatismo craneoencefálico, una infección cerebral, una neoplasia o un proceso degenerativo.
· Accidente cerebrovascular: es la causa más frecuente de afasia, sobre todo el producido por isquemia trombótica o embolígena.
· Traumatismo craneoencefálico: provocado generalmente por un accidente.
· Infecciones localizadas o difusas del cerebro, como absceso cerebral o encefalitis.
· Tumores del sistema nervioso central.
· Enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson.

Clasificación
Existen dos formas básicas de afasia: la afasia de Broca y la afasia de Wernicke.
Afasia de Broca (motora): Se produce por lesión de la circunvolución frontal inferior (área de Broca) izquierda y áreas adyacentes. Se caracteriza por la casi imposibilidad para lograr una producción verbal fluida (apraxia del habla) y el empleo de frases cortas y gramaticales (agramatismo), que son producidas con gran esfuerzo y aprosodia.

La afasia de Broca, por lo tanto, se caracteriza por ser una afasia no fluida. Por ejemplo, una persona con afasia de Broca puede decir, “caminar perro”, pero en realidad está tratando de decir que sacará al perro de paseo. La misma oración también podría significar “¿usted saca al perro a caminar?” o “el perro salió caminando al patio”, dependiendo de las circunstancias.

También suelen estar alteradas la denominación, la lectura (alexia) y la escritura (agrafia).
En la afasia de Broca la comprensión es mejor que la expresión, aunque esta puede estar alterada en distintos grados. Debido a ello, los sujetos pueden ser conscientes de sus dificultades y frustrarse fácilmente por sus problemas de lenguaje. Suele acompañarse de paresia del hemicuerpo derecho.


×