Opinión

Lorenzo Córdova, ¿quinta columna?

“Bueno es carecer de vicios, pero es muy malo no tener tentaciones”.- Walter Bagehot (1826-1877), economista y jurista inglés.

Más oscuros que claros tiene la reforma electoral de Andrés Manuel López Obrador, y que tiene como objetivo el controlar los órganos electorales para perpetuar el poder sin contrapesos. Su mirada está puesta en eliminar a los jueces y árbitros en los comicios de 2024. Poner a incondicionales suyos, para que puedan violar la ley a su antojo.
Ante este panorama dantesco, el Instituto Nacional Electoral es dinamitado por varios de sus empleados, que dan a conocer información que está encaminada a legitimar las ambiciones de los políticos de Morena y la 4T.
La semana pasada, se colgó de la págica de internet del INE, una encuesta que hablaba sobre que más del 50% de los ciudadanos apoya que sea sustituido el INE por un Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (un nombre ampliamente ridículo e inexacto) y pugna por la desaparición de organismos y tribunales electorales estatales, con lo que se centraliza el poder del árbitro en un solo organismo y se vulnera la autonomía de los estados.
Además, dice el sondeo, entre el 70% y el 90% avala que se recorten los recursos asignados a los partidos políticos, que se reduzca el número de legisladores federales, que los consejeros y magistrados electorales sean electos por voto directo y que se reduzca el presupuesto del INE. La encuesta también señala que, al momento del levantamiento –9 y 10 de septiembre–, sólo el 27% de la ciudadanía estaba enterada del proyecto presidencial, y que la mayor aprobación provenía de personas que se identifican con López Obrador.
En el momento de la encuesta, sólo el 27% de los consultados dijo conocer el contenido de la propuesta lopezobradorista.
La respuesta de Lorenzo Córdova, presidente del INE, es insignificante ante el peso de lo que podría ser considerado un argumento de peso ante las inquietudes totalitarias del gobierno federal. “Ya cambió de opinión”. Ahora, hay más confianza en el INE. Afirma que la opinión positiva hacia el INE aumentó y la percepción favorable a la reforma de López Obrador disminuyó, pero no presentaron nada al respecto. Ellos mismos se dinamitaron y también a la democracia y la libertad del país.

NO ES ENCUESTA, ES SONDEO LIGHT
Primero, debemos ver la diferencia entre una encuesta y un sondeo. Son dos métodos diferentes que pueden ser utilizados para obtener información. Ambos son utilizados para obtener opiniones de personas. Sin embargo, los sondeos son más cortos, simples y rápidos y las encuestas más largas. Por lo tanto, más imprecisos y pueden ser utilizados tendenciosamente. Los sondeos te dan respuestas de manera instantánea y con las encuestas debes esperar al análisis para obtenerlas.
Las encuestas son para tomar decisiones, obtener insights. Los sondeos son para tener el panorama de un tema. La encuesta es una herramienta más útil y con mayor precisión para investigar un segmento de población. Entre más grande es la muestra, menor es el porcentaje de posible error.
Aunque se hicieron varias preguntas, no deja de ser un sondeo el estudio que hizo en septiembre el INE, lo que no explicó Lorenzo. Sólo se entrevistaron por vía telefónica a 400 personas. Esto no representa a personas que viven en zonas rurales que representan una gran parte de la población.
Entrevistaron a citadinos, quizá en algunas partes del país. Esto no sirve para conocer el sentir de más de 90 millones de electores, obviamente mayores de edad.
Esto es lo que paga el INE. En esto despilfarra ese instituto. En encuestas patito, que no sirven ni para crear un pincelazo de un enorme muro de opinión. Deberían despedir al que contrato a la empresa encuestadora. Contraten a profesionales y paguen por encuestas serias, como dijo ayer López Obrador.
Por ello, cuestionan al INE. Negocitos de empleados de cuarta (categoría), hacen labor de quintacolumnistas en ese organismo. Por ello, nos llega a la reflexión de que deben disminuir los gastos de ese instituto; el pago a los partidos políticos, pero sin desaparecer los órganos electorales estatales. Con un adelgazamiento del INE y los organismos electorales, miles de millones de pesos se ahorrarían.
Toda la demás propuesta de reforma es un arma que apunta a la democracia. Quiere Morena imponer otra oligarquía.

PODEROSOS CABALLEROS
¡QUE VIVA MÉXICO!, FRENAN SU EXHIBICIÓN
Una película del director Luis Estrada, autor de la Dictadura Perfecta y La Ley de Herodes, fue frenada para su exhibición. Es una cinta que crítica la “honorabilidad” de la Cuarta Transformación, que encabeza López Obrador. Con un guion donde aparece Damián Alcázar, un ferviente seguidor de Morena, el fondo es exhibir la corrupción incluso en los tiempos modernos, burlándose de la lucha contra la corrupción que ha fracasado rotundamente a todos los niveles. Sin honestidad valiente, ni moral política y social, viven la disputa de una herencia. Ahora, estamos más interesados en verlas tanto en Netflix como en los cines.
Escúchame lunes, martes, miércoles y viernes, en El Heraldo Radio, desde las 22:00 horas.
poderydinero.mx
vsb@poderydinero.mx
@vsanchezbanos

.

×