Opinión

Mujeres tan divinas

'Las mujeres de mi familia se convirtieron en mi enigma personal'.

Alicia Garza Martínez, es la autora de Mujeres tan divinas (UANL, 2021) la historia de vida entre la realidad y la ficción que narra la curiosidad por resolver misteriosos sucesos familiares. 
 Esta es una novela de encuentros y desencuentros, “para entender lo que nos sucedió a las Martínez, tuve que cambiar de mentalidad, incluso de personalidad”, narra Alicia, una vez que inicia las indagatorias del pasado. 

 Llegó a decir la escritora española Rosa Montero: “Mucho de lo que cuento en primera persona como si se tratara de una autobiografía es pura mentira. Ahora, que esas mentiras puedan tener una cantidad de verdad dentro, es otra cosa”. Y algo hay de eso en la entrega literaria de la autora.

 Este es un profundo relato inspirado en las vivencias entre mujeres hermanas, sobrinas, primas. Circundante a sus vidas se encuentran sucesos políticos, sociales y hasta esotéricos.  Los personajes se sitúan en diversas ciudades como Monterrey, Houston y Puebla, principalmente. 

La novela inicia con el acontecimiento de una reunión familiar, una oportunidad para contarnos el perfil de los personajes, el ambiente y las circunstancias del andamio narrativo.  La novela ofrece una cercanía muy íntima a los lectores mediante un lenguaje que platica y reflexiona, una manera de sostener el hilo a manera de conversatorio y al mismo tiempo de ejercicio para resguardar la memoria familiar.  

 Además, conforme se avanza página tras página, encontraremos el retrato de tradiciones norestenses, que bien nos harán identificarnos con nuestras propias familias. Tradiciones en la decoración de las casas, en la manera de festejarse, incluso en la forma de hablar. 

 La autora nos regala un paisaje de su historia familiar y al mismo tiempo nos coloca en la lectura de nuestra propia postal de vida.  Indagar sobre los secretos de la familia, aquello que se intuye, o se presiente, pero no se dice, es la tarea de la narradora, y hay situaciones que solo con la muerte se resuelven o se entierran para siempre.
  
El perfil de las mujeres está unido por la sangre, pero diferenciado por las decisiones. Viajar, estudiar, casarse o no, trabajar, son marcas en la brújula de la vida, lo que determina el camino y el destino final de cada una.  

La autora nos va marcando ese paso del camino, cada mujer es un mundo, un universo en sí mismo, una historia que nos abre las puertas al valor de los lazos entre mujeres.  Garza Martínez presentará su obra en la FIL Monterrey, en Cintermex, el sábado 15 de octubre a las 19:00 horas, en el stand 621 de la UANL. La entrada es gratuita.    


×