Opinión

Murray y los partidos de tenis en la madrugada

Murray y los partidos de tenis en la madrugada

“¿Qué otro deporte, si es que hay alguno, se juega hasta las 02:30 de la madrugada?”, escribió Chris Evert en su cuenta de Twitter.

La leyenda estadounidense de tenis se refería al partido entre la bielorrusa Victoria Azarenka y la china Zhu Lin en el Abierto de Australia que se prolongó hasta esa hora, tiempo de Melbourne.

Pero ese partido no fue el único que despertó la polémica durante el primer Grand Slam del año, pues además el británico Andy Murray y el australiano Thanasi Kokkinakis estuvieron en la cancha hasta las 04:15 horas de la madrugada un día antes y tras cinco horas con 45 minutos de partido.

Estos partidos han despertado quejas tanto en jugadores como en público y personajes del tenis, pues consideran inhumano estar jugando a esa hora y todavía regresar pocas horas después a jugar no sin antes estar obligado a dar conferencia de prensa minutos después de que terminó su partido.

Murray relata que sólo durmió de 06:00 a 09:00 horas de la mañana, regresó a las instalaciones del torneo porque tenía siete ampollas que tenía que tratarse, regresó al hotel y durmió dos horas más para volver a Melbourne Park y entrenar durante 15 minutos.

Luego hizo baños de hielo y masaje para tratar de recuperarse para su siguiente partido que tuvo que jugar con dolor de espalda, pues no se recuperó completamente y llegó condicionado físicamente a su siguiente partido y perdió ante el español Roberto Bautista Agut.

El británico no se quedó callado y expresó que seguramente los expertos en ciencias del deporte opinarán que el sueño o dormir es un elemento muy importante en la recuperación de un deportista durante la competencia y que las autoridades del tenis deberían hacer algo para no tener partidos de madrugada.

Pero el partido entre Murray y Kokkinakis no es el que se ha terminado más tarde en la historia del tenis, es superado por el que jugaron Alexander Zverev y Jenson Brooksby en el Abierto Mexicano de hace dos años que finalizó a las 04:55 horas de la madrugada.

Y existe otro, el de Lleyton Hewitt y Marcos Baghdatis en el Abierto de Australia del 2008, el cual finalizó a las 04:34 horas de la madrugada, hora local de Melbourne.

Y hay más ejemplos, como el de la Copa Davis 2019 en Madrid, el partido de dobles entre Italia y Estados Unidos, que terminó a las 04:04 horas de la mañana.

Luego en el Abierto de Australia del 2007, Andreas Seppi y Bobby Reynolds terminaron a las 03:34 horas de la madrugada, en Tokio 2006, Benjamín Becker y Jiri Novak terminaron a las 03:24 horas de la madrugada, mientras que Nadal y Pablo Cuevas cerraron su compromiso en Río de Janeiro 2016 a las 03:18 horas de la madrugada.

Para los organizadores de torneos es cosa común que esto suceda y lo toman como un hecho aislado por la cantidad de partidos que tienen que agendar, pero para varias voces expertas se tiene que hacer algo y priorizar al jugador y su rendimiento.

Soluciones como poner sólo un partido en la sesión nocturna han sido puestas sobre la mesa, pero el espectador también cuenta y, ¿qué pasaría si compra un boleto para un solo partido y un jugador se lesiona?

En fin, el tema es para el comentario, ¿usted, qué opina?

Redes sociales…

Mail: centraltenis.mx@gmail.com

Facebook: CentralTenisMX

Instagram: @centraltenis.mx


×