Opinión

Niños Mindful

Niños Mindful

Si enseñamos herramientas para que los niños logren autorregularse, estaremos gestando la generación consciente que tanto necesitamos.

El Dalai Lama, uno de los líderes espirituales más importantes de nuestro tiempo, conocido también como el Señor Compasión, se ha dedicado desde su exilio allá por 1950 a enseñar la sabiduría del Buda por todo el mundo y siempre para él ha sido muy importante incluir a los niños en estas poderosas prácticas.

De hecho, una de sus frases populares dice: “Si enseñáramos a meditar a cada niño de ocho años en todo el planeta, acabaríamos con la violencia del mundo en una generación”.

Por supuesto que esta propuesta es imposible, no podríamos por más esfuerzos que desarrolláramos en lograr que todos los niños meditaran, pero lo que sí podemos hacer es considerar esta propuesta de su santidad y al menos hacerlo con los niños más cercanos a nosotros.

Y eso es precisamente lo que hemos estado haciendo en nuestro Centro Mindfulness Monterrey, donde nuestros instructores, imparten estas herramientas a niños y adolescentes y los resultados han sido maravillosos.

Es profundamente motivador ver cómo los pequeños se conectan con estas milenarias enseñanzas como la respiración consciente, la comida atenta, la gratitud y la compasión.

Y es que, desde las tradiciones budistas, algo avalado hoy por la neurociencia, todos los seres humanos tenemos la semilla de la sabiduría, el amor y la compasión y sólo necesitamos regar estas fortalezas para que surjan y nos permitan una vida más ecuánime y con menos sufrimiento.

Y lo anterior lo pueden empezar a desarrollar los niños desde sus ¡cinco años! Y eso es precisamente lo que hemos trabajado en nuestro equipo, donde con gran amor, paciencia, dedicación y por supuesto, atención plena, vamos compartiendo cuentos, meditaciones y juegos para enseñarles el poder de la meditación.

Y hoy varios niños están ya viviendo sus beneficios, ellos son nuestros niños Mindful, niños resilientes que con una desarrollada inteligencia emocional están siendo pequeños embajadores para una vida plena.

Por lo que es muy importante documentarnos con fuentes de respaldo para encontrar estrategias de cómo hacer que los niños aprendan estas herramientas que suelen abrazarlas de manera natural, de hecho, uno de mis maestros suele decir: “Los niños ya son mindfulness, pero los adultos se lo quitamos”, y si volvemos a conectarlos con su esencia, de forma espontánea la adoptarán.

Así que vale la pena, reflexionar lo importante de enseñar esto tan poderoso a nuestros hijos, en estos momentos en los que están siendo bombardeados más que nunca por infinidad de información, donde por más que queramos evitarlo, no podemos aislarlos de estos estímulos porque incluso algunos son útiles, pero muchos más son altamente estresantes, pero si desarrollan una mente atenta y equilibrada, lograrán lidiar mejor con los retos que se les presenten.

Hasta el siguiente momento presente.




Etiquetas:
×