Opinión

Nuevo León sí suelta el agua, peeero...

Opinión

Nuevo León sí suelta el agua, peeero...

Si lo que se oye en pasillos de la calle de Bucareli, en la Ciudad de México, es cierto, entonces a Nuevo León sí le fue bien en el asunto del trasvase de agua con Tamaulipas...
Lo cierto es que hoy lo sabremos: el anuncio es a las 11:00 am en el meritito Palacio de Gobierno tamaulipeco, en la capital Ciudad Victoria, donde se apersonará el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, para, como buen árbitro, dar a conocer “el resultado” del estudio técnico de Conagua...

Ahí estará por supuesto Américo Villarreal, mandatario moreno de Tamaulipas, así como el expanista Germán Martínez, hoy director de la Conagua, junto con representantes del distrito de riego tamaulipeco, y claro, hay una silla para Nuevo León, que hasta donde sabemos puede ser ocupada por Samuel García, pero otras fuentes afirman que pudiera acudir un enviado de AyD, seguramente Juan Ignacio Barragán...

Que, por cierto, si no va Samuel al evento, sin duda se manda una señal algo inquietante, pero de acuerdo a nuestras fuentes no es para nada porque “le haya ido mal a Nuevo León”, sino más bien por asuntos de la agenda del gobernador naranja, y porque –seguramente– la poco organizada Secretaría de Gobernación convocó de última hora...

Ahora, volviendo a lo que se escucha a nivel federal, hoy seguramente se dirá que, como se había anticipado, sí habrá trasvase pero será “recortado”, y que le permitirá a Nuevo León conservar entre el 20% y el 40% del agua que según el convenio estaría obligado a mandar, para con ello “garantizar el abasto a la metrópoli regia”... De ser así, suena bastante bien...

Pero eso no va a dejar insatisfechos a los tamaulipecos, ya que según lo declarado a este medio por el director de la Comisión Estatal del Agua, Raúl Quiroga Álvarez, “ya se cuenta con la cantidad de agua para el trasvase”, y es “la necesaria para que nuestros productores tengan un plan de riego óptimo sin restricciones”... ¡Vaya!

Fue el propio Quiroga Álvarez quien dejó ver que el trasvase “no será el de otros años”, pero eso no les inquieta y eso lo confirmó al decir “es lo que nosotros pedimos”... ¡Sale pues!...

***

Visiones bastaaante distintas fueron las que se expresaron ayer en torno al encuentro entre diputados y gobierno estatal para empezar a “revivir” ese cuasicadáver que hoy es el Presupuesto 2023 de “New Lion”...

A los diputados de las grandes bancadas no les gustó nadiiiitaaa la reunión... Carlos de la Fuente, líder del PAN, declaró que “no hubo acuerdo” porque sus peticiones no venían siquiera contempladas en lo que les presentó el tesorero Carlos Garza –como diciendo, “si no nos van a pelar ¿para qué nos llaman?”–, y agregó que “para poder llegar a una buena negociación hay que empezar con las verdades” y “la verdad es que los alcaldes se sienten abandonados”... ¡Ufff!

Poco más optimista fue el líder de MC, Eduardo Gaona –por obvias razones–, quien dijo que “ganó Nuevo León” porque al menos ya se sentaron a la mesa, además de que vienen más encuentros...

Y todavía más alegres fueron las declaraciones de los funcionarios estatales como la del propio tesorero Garza, quien dijo que fue “una muy buena reunión” y que “todavía hay mucho tiempo para llegar a un acuerdo”, ya que en otros años “se ha aprobado el presupuesto por ahí del 12 de diciembre o incluso alguna vez hasta el 26 de diciembre”...

Pos bueno... Ya se sentaron... Pero si en las reuniones sólo les juegan “el dedo en la boca”, esto puede volver a tronar, y eso, estimado lector, ¡a nadie nos conviene!...

***

Cuando dicen en la Secretaría de Salud de Nuevo León que este invierno “podría haber un rebrote de Covid”, como que les está faltando decir también que estas cepas del famoso bicho ya realmente NO se comportan como antes, sino más bien como una gripa estacional...
Y mire que SÍ deberían hacer la aclaración, porque lo que menos queremos es oootro brote de psicosis donde la gente se GUARDE DE MÁS en la plena temporada de fiestas, de activación de la economía y de cálidos encuentros familiares de gente que estuvo ¡dos años o más encerrada!...
¿O a poco no cuenta que en la última ola –la de este año–, cuando se estaban registrando hasta 7,000 casos diarios de contagios en el estado, las muertes eran prácticamente NULAS –y las que hubo podrían atribuirse a otras causas–, además de que JAMÁS hubo ni la más mínima aproximación a una SATURACIÓN HOSPITALARIA?
A ver señores, la ÚNICA justificación para empezar a pensar en medidas FUERA DE LA NORMALIDAD es cuando HAY RIESGO DE SATURACIÓN HOSPITALARIA, porque cuando no lo hay, el sistema de salud queda PERFECTAMENTE CAPAZ para atender cualquier enfermedad respiratoria.
No se trata de comportarse de manera irresponsable, pero TAMPOCO y MUCHO MENOS de volver a equivocarnos con medidas como el encierro, pues según concluyó recientemente la mayor autoridad en Covid, la Johns Hopkins University, ese encierro NO SIRVIÓ PARA DISMINUIR MUERTES. ¡Punto final!...
¡¡Yássas!!


.

Etiquetas:
×