Opinión

Receta antiarrugas

Los mejores ingredientes naturales para una piel tersa y saludable.

El envejecimiento de la piel, el cabello y de todo el cuerpo, es un proceso natural e inevitable.

La buena alimentación, el correcto estilo de vida y el uso de suplementos naturales pueden simplemente retardar este proceso natural. Con el envejecimiento, la capa externa de la piel (epidermis), se adelgaza perdiendo su elasticidad y fuerza, dando lugar a las famosas arrugas.

A continuación, te comparto una sencilla receta para hacer tu propia crema antiarrugas, en casa, con ingredientes completamente naturales y con propiedades específicas para la piel.

Coloca a baño María 100 gramos de manteca de Karité (Butyrospermum parkii) en un recipiente de vidrio. Una vez que la manteca se vuelva líquida, y antes de que se enfríe, agrega 5 mililitros de extracto de hojas de Stevia (Stevia rebaudiana), 5 mililitros de extracto de hojas de Té Verde (Camellia sinensis), 5 mililitros de extracto de hojas de Gotu-Kola (Centella asiática) y 5 mililitros de aceite de semilla de Moringa.

Esta mezcla de ingredientes no tiene olor, así que si gustas darle un olor agradable a tu crema te recomiendo agregar 10 gotas de aceite esencial de rosas. Tendrás que mover la mezcla en varias ocasiones antes de que termine de cuajar, y vuelva a tener una consistencia cremosa.

La manteca de Karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura.

Es muy eficiente en la regeneración de la piel y calma la irritación en la epidermis. Los compuestos específicos de la manteca de Karité protegen la piel de la radiación ultravioleta, reducen la inflamación y fortalece la estructura de la piel a nivel celular.

Francia, es el país que más utiliza la Stevia en cremas, para evitar la formación de arrugas. La Stevia suaviza y fortalece la piel, mejorando su elasticidad. También se utiliza para tratar problemas como dermatitis, seborrea, eczema, y en algunos casos de psoriasis. El Gotu-Kola es cicatrizante, estimulante del colágeno y antiinflamatorio.

Es un estimulante circulatorio y además potencia la estructura del tejido conectivo. En palabras más sencillas, fortalece los tejidos de la piel evitando la formación de arrugas. El Té Verde es rico en catequinas, un antioxidante presente en las plantas.

Estos antioxidantes protegen las células de los daños causados por los radicales libres, protegiendo la piel del efecto de los rayos solares y previniendo el envejecimiento. Actúa como un protector solar natural.

El aceite de semilla de Moringa es rico en nutrientes y antioxidantes, dándole una humectación y nutrición profunda a la piel. El aceite esencial de rosas es uno de los aromas más deliciosos que hay, calma la ansiedad y la tensión nerviosa, y además tiene una acción tónica sobre la piel normal, seca y madura. 


×