Opinión

Renace la esperanza

Opinión

Renace la esperanza

Es indudable que el futbol es el deporte que más pasión provoca en el mundo, y en nuestro país no es la excepción.

La Selección Mexicana une todas las voces discordantes políticas y culturales, ponerse la verde es hacer patria. Sin embargo, las actuaciones del representativo tricolor han estado, a lo largo de la historia, muy lejos de la expectación creada. La escuadra azteca, desde Estados Unidos 1994, ha clasificado en la primera ronda, pero no ha podido pasar de este cuarto juego durante siete Mundiales consecutivos.

La búsqueda del quinto juego (con excepción de México 1986) ya es parte del imaginario colectivo nacional.

México inicia su participación en el Mundial de Qatar 2022 con escasas expectativas por sus últimos juegos, en que no se le ha visto jugar de la mejor manera.

A pesar de ello, los mexicanos recuerdan similitudes en otros Mundiales que se daba por muerta a la Selección y lograba calificar a la siguiente ronda. En Estados Unidos 1994 venció a Irlanda y empató con Italia (que a la postre sería finalista); así también en Francia 1998 derrotaron a Corea, y empataron con Bélgica y Holanda. O en Sudáfrica 2010, donde le ganaron a Francia y empataron con el anfitrión.

Y qué decir de Brasil 2014, donde México se calificó apenas en un angustioso Repechaje con Nueva Zelanda y en el evento mundialista derrotó a Croacia y Camerún, y empató con el anfitrión equipo carioca a cero goles. Y finalmente, en la más reciente justa mundialista Rusia 2018, donde el conjunto tricolor venció ni más ni menos que a la poderosa Alemania por 0-1 y a la escuadra de Corea por 2-1.

Esa ha sido la constante en los últimos siete Mundiales, calificando al cuarto juego, pero siempre siendo eliminados en la siguiente ronda.

Bajo estas circunstancias, la escuadra que dirige Gerardo “Tata” Martino debuta este martes 22 de noviembre frente al equipo de Polonia, liderado por su gran estrella Robert Lewandowski. Pero Polonia no solamente es el temible goleador Lewandowski, cuenta con el portero de la Juventus, Wojciech Szczezny, un gran defensa como Matty Cash que juega en el Aston Villa; Nicola Zalewski de la Roma; Arkadiusz Milik delantero de la Juve de Turín, y el habilidoso Piotr Zielinski, estrella del Nápoles y compañero de equipo de Hirving “Chucky” Lozano, entre otros formidables jugadores.

Para obtener un buen resultado, México tendrá que controlar y poseer la pelota, con triangulaciones al pasto, desplazamientos rápidos en la transición del medio campo a la delantera, que estará conformada por su líder Hirving Lozano, Alexis Vega y, en último momento, todo indica que Martino ha decidido mandar en el eje del ataque a Henry Martín en lugar del rayado Rogelio Funes Mori.

Para ello, la media cancha con Héctor Herrera, Luis Chávez y Edson Álvarez tendrá que apoyar en la labor defensiva y de contención, y al mismo tiempo proveer de balones a la línea ofensiva.

Y la zaga conformada por tres rayados, Héctor Moreno, César “Cachorro” Montes y Jesús Gallardo, junto con Jorge Sánchez, deberá ser muy precisa en sus coberturas y afinar su trabajo en las jugadas a balón parado de los polacos, “Talón de Aquiles” de los defensores aztecas.

Un aspecto fundamental no sólo será la labor táctica y estratégica en las bancas entre los técnicos Gerardo “Tata” Martino y Czeslaw Michniewicz, también la motivación mental y emocional que apliquen en sus jugadores será muy importante.

En las tribunas, la escuadra tricolor tendrá el apoyo indeclinable de sus aficionados, quienes al grito de “¡Viva México, cabr…!” inundarán con su inigualable algarabía la ilusión perenne del quinto partido, porque al grito de todos los mexicanos del “¡Sí se puede!”, la esperanza renacerá y volverá a morir al último.

---

JAVIER HÉCTOR GUTIÉRREZ: Periodista deportivo con más de 37 años de experiencia en la radio y televisión. Ha cubierto y narrado cinco Mundiales de futbol para Canal 28, TV Azteca, Multivisión y Radio Fórmula.

México, que siga la racha invicta, pero ahora en Qatar
.

×