Opinión

Torpedos suicidas

Torpedos suicidas

Casi todos hemos oído algo de los kamikazes, pilotos suicidas. Lo que yo, en mi infinita ignorancia (que nunca agradeceré lo suficiente), no había oído mencionar era el término “kaiten”, kamikazes pero no voladores sino submarinos.

WIKIPEDIA: Los kaiten (lit. retorno al cielo) fueron una serie de torpedos humanos suicidas que empleó la Armada Imperial Japonesa durante las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial.

Desarrollo

Los kaiten fueron una iniciativa de dos jóvenes oficiales navales, ambos pilotos de minisubmarinos, que idearon durante 1942 la creación de un torpedo tripulado tomando como base el sobresaliente torpedo Tipo 93 entonces en servicio.

El diseño estuvo listo en enero de 1943, y tras serles requerido un sistema de escape para el piloto, se autorizó la creación de un prototipo en febrero de 1944. En junio se dio total prioridad al proyecto. Para aumentar el secreto sobre el mismo, el nombre clave de los kaiten era Accesorio metálico Maru 6.

Diseño

Básicamente, un kaiten era un torpedo Tipo 93 al que se le añadía un casco ensanchado donde ubicar un piloto, tanques de lastre para permitir la inmersión y depósitos de aire comprimido. El piloto disponía de un periscopio, pero carecía de radio o sonar. Los kaiten podían ser desplegados desde unidades de superficie, pero lo habitual era emplear un submarino nodriza.

El piloto podía abordar el kaiten desde el submarino en inmersión a través de un acceso preparado a tal efecto, y mantenerse en comunicación telefónica para recibir datos del objetivo hasta el momento de ser liberado. Los primeros ejemplares del Tipo 1 solamente tenían una escotilla de acceso, con lo que los pilotos debían abordarlos desde unidades de superficie o bien en un submarino emergido. Para facilitar el despliegue en combate, se añadió el acceso a través de una segunda escotilla, en la parte inferior.

El kaiten tuvo cinco variantes. El Tipo 1 fue del que más unidades se construyeron, 330. El Tipo 2 empleaba un innovador motor de peróxido de hidrógeno y queroseno, pero la dificultad en desarrollar estos motores limitó su fabricación a unas pocas unidades. Del Tipo 3 hubo un único ejemplar experimental con motor de oxígeno y queroseno, mientras que del Tipo 4, que empleaba un nuevo motor alimentado como el del Tipo 3, se construyeron 50 unidades. Por último, el Tipo 10 consistía en un torpedo Tipo 92 con una sección central añadida en la que se ubicaba el piloto. Debido a su motor eléctrico, el rendimiento era muy inferior comparado al del resto de kaiten.

Historial de servicio

El éxito de los kaiten fue escaso, teniendo el hundimiento del destructor de escolta USS Underhill como su mayor logro. No sólo no infligieron excesivas pérdidas, sino que los submarinos nodriza que los desplegaban sufrieron considerables bajas.

(bit.ly/3n6nTdU) Antes de 1943, la Armada Imperial Japonesa reconoció que la guerra no estaba progresando. Esto fue seis meses después de la decisiva Batalla de Midway. Los japoneses desarrollaron muchas otras clases de armas suicidas. Entre ellas se encuentran los botes suicidas shinyo, los buzos suicidas fukuryu y las minas humanas.

Los torpedos kaiten fueron más exitosos que cualquiera de estos últimos, quedando solamente en segundo lugar después de los aviones kamikazes. Se desarrollaron muchos tipos diferentes de kaiten, aunque el tipo 1 fue el único usado en combate. Los primeros prototipos permitían al piloto intentar escapar de los torpedos, pero puesto que ningún piloto lo probó alguna vez, esta función quedó solamente en fase de diseño, Fueron construidos unos 300 kaiten Tipo 1 de los cuales unos 100 fueron utilizados en combate.

El torpedo era lanzado desde un submarino sumergido y tenía controles de navegación básicos y botellas de aire, y más de 1,000 kilos de explosivos.

Fueron 187 los marinos estadounidenses muertos por los kaiten. Hundidos: el buque cisterna USS Mississinewa, una nave de desembarco LCI-600 y el destructor de escolta USS Underhill.


×