Opinión

¿¡Y quién defendió el agua!?

¿¡Y quién defendió el agua!?

¿Qué es un buen gobierno? Un buen gobierno es el que trabaja por el bienestar de la gente, el que defiende a los ciudadanos, el que tiene como prioridad que su comunidad funcione correctamente, el que hace todo lo posible por garantizar la tranquilidad de la población en todos los sentidos que le corresponda. Toda administración debería tener como enfoque principal lo anterior; sin embargo, tristemente son pocos los que cumplen con lo que prometen.

Cuando hay campañas electorales los candidatos comparten todas sus promesas, se supone que en base a sus propuestas de campaña (que más bien son promesas) la gente decide por quién votar. Cuando llegan al poder se espera que los políticos cumplan con su palabra o al menos con la mayoría de todo lo que prometieron, eso es la lógica pero lo triste es cuando nos mienten, como si no tuviéramos memoria y se olvidan que fuimos nosotros los ciudadanos quienes los llevamos al poder.

En Nuevo León desde el año 2020 no había trasvase, cuando se vislumbraba una crisis hídrica se dijo que nadie se tenía que preocupar porque no habría cortes de agua, es más, en enero de este año se insistió en que no se cortaría el servicio en los hogares pero claro que hubo y todos lo sufrimos. No necesito recordarles los meses terribles que vivimos, fueron momentos caóticos y hoy lamentablemente se puede vislumbrar que regresarán.

Ayer domingo inició el trasvase de agua de Nuevo León a Tamaulipas, a pesar de que se prometió que esto no ocurriría, el propio gobernador Samuel García dijo en campaña que esto terminaría y ya llegando al Palacio de Cantera insistió en que tendrían negociaciones para evitarlo.

Con el trasvase nos dicen que no habrá cortes de agua, sin embargo uno no tiene que ser experto en la materia para prever que sí los habrá ya que sin trasvase hubo crisis imagínense lo que va a ocurrir con trasvase. Es muy decepcionante que estemos solos en esto ya que no nos defendieron y es muy lamentable que nos estén haciendo promesas que evidentemente no van a poder cumplir.

Quiero saber qué nos va a decir el gobierno de Nuevo León cuando se empiecen a registrar los nuevos cortes de agua, qué explicación nos van a dar a los ciudadanos cuando se genere una nueva crisis hídrica, ojalá que esté equivocada pero insisto en que no se tiene que ser experto en la materia para analizar el panorama que se aproxima y es muy triste que sigan actuando como si nosotros no tuviéramos memoria.

Dos compuertas de la presa El Cuchillo fueron abiertas por la Conagua, así que literalmente el agua se nos está yendo de las manos con rumbo a Tamaulipas para riego. Se liberarán 200 millones de metros cúbicos pero lo más crítico es que se pronostica que hasta mediados del próximo 2023 se tengan lluvias constantes.

El trasvase durará aproximadamente dos semanas, así que no les sorprenda que los cortes de agua sean el regalo de Navidad para los nuevoleoneses, porque se les va olvidar que nos prometieron el abasto del vital líquido, se les va a olvidar que nos garantizaron que no habría otra crisis hídrica.

No hay evidencia de que Samuel García ni funcionarios del gobierno de Nuevo León sostuvieran una negociación real previa al trasvase, porque apenas el viernes se hizo el anuncio oficial pero días antes de eso el gobernador no sabía ni cuándo iba a arrancar la operación de extracción de agua, y luego dijo que sería en partes, pero la realidad es que será de golpe, son máximo 15 días para que se logre completar.
Esto deja en evidencia que no existió una negociación porque ni siquiera sabían los detalles, más bien todo parece indicar que fue una indicación que han seguido al pie de la letra sin ningún “pero”, por lo que el discurso de que él sería el único que defendería el agua de Nuevo León hoy parece una mala broma.


Etiquetas:
×