Opinión

Zedillo, el ángel exterminador del morenismo

“El gobierno arbitrario de un príncipe, aunque sea justo y esclarecido, es siempre malo”.- Denis Diderot (1713-1784), escritor francés.

Ernesto Zedillo, con la asunción de Andrés Manuel López Obrador, mantiene una presencia casi fantasmal, pero efectiva, en la actual administración.

Aunque le ha criticado sólo unas 10 veces, a comparación de los cientos contra Calderón, las centenas contra Enrique Peña, la decenas contra Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto, Zedillo es el personaje que impulsó la vida política de AMLO, en sus guerras contra Roberto Madrazo, por el gobierno de Tabasco y quien presionó a José Woldenberg, entonces presidente del IFE, para que le diera una credencial de elector con antigüedad de cinco años para ser jefe de gobierno de la Ciudad de México, aun cuando continuaba vigente su credencial como participante en los comicios por su natal Tabasco.

Le debe su existencia política a Zedillo, quien es el principal enemigo de Carlos Salinas (a quien le metió a la cárcel a su hermano y policías de su sexenio aparecieron como asesinos y extorsionadores de otro hermano, Enrique Salinas, en 2004).

Pero hablemos de Zedillo. Entre 1996 y 1998 privatizó el sistema ferroviario mexicano y dio concesiones por entre 20 y 50 años a empresas como Grupo Ferroviario Mexicano (Ferromex), de Alfredo Casar Pérez; Grupo Acerero del Norte (Peñoles), de Fernando Alanis; Medios de Comunicación y Transporte de Tijuana; Grupo Triturados Basálticos (Tribasa), de Pedro Peñaloza.

Pero destaca, la concesión por $1,400 millones de dólares a Transportación Ferroviaria Mexicana, asociada con la estadounidense Kansas City Southern Industries.

Cuando finalizó su sexenio, Zedillo Ponce de León participó en el Consejo de Administración de Union Pacific, miembro del Grupo Ferroviario Mexicano (GFM) conformado por Grupo México (de Germán Larrea, quien ahora AMLO está congraciado) e Ingenieros Civiles Asociados (ICA), de Bernardo Quintana, a quien le entregó una concesión en 1997 para operar el Ferrocarril Pacífico Norte.

Ahora, el poderoso grupo, del que es funcionario Zedillo, invertirá $33,600 millones de dólares para construir el tren del T-MEC, que llevaría mercancías entre México, Estados Unidos y Canadá; el proyecto más grande realizado en los tres países.

La semana pasada, Canadian Pacific Kansas City, resultado de la fusión entre Canadian Pacific y Kansas City Southern, construirá la red ferroviaria de 32,000 kilómetros que atravesará las tres naciones de Norteamérica.

KCS y Canadian Pacific, consolidadas, presentaron su proyecto a Diego Sinhue para la construcción del Tren TMEC que conectará desde el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán hasta Nuevo León, y de ahí a Chicago en Estados Unidos, donde las líneas de Canadian Pacific abren paso por toda la frontera desde Toronto hacia Quebec, Montreal y Saint John en el este, y hasta Vancouver del lado oeste.

A través de 32,000 kilómetros llegarán a 11 puertos, para fortalecer las cadenas de suministro construidas por el USMCA (T-MEC); vínculos entre Canadá, Estados Unidos y México, lo que conlleva oportunidades de inversiones para las comunidades donde estemos. Trae oportunidades de trabajo y de crear mejores condiciones.

Como testigo el gobernador Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato, los funcionarios de las empresas mencionaron que han invertido más de $5,000 millones de dólares en los últimos 25 años.

KCS México, que preside Oscar del Cueto, iniciará el proceso de construcción este mismo año y el acuerdo deriva de la relación entre los tres países. Independientemente del tiempo que le queda a AMLO en la silla presidencial y las reformas que proponga, los empresarios ferrocarrileros se comprometieron a mantener las inversiones en el país.

Además, ofrecieron que buscarán la vinculación del Tren T-MEC con dos de los proyectos insignia del gobierno: el Tren Maya y el Tren Interoceánico.

Trabajan con mucha confianza en el país. Incluso tienen excelente acceso a la oficina presidencial. Claro, tienen un conejero que abre las puertas como Zedillo, quien es el expresidente mejor aceptado por López Obrador.

AMLO no es malagradecido con quienes le extendieron la mano cuando estaba de capa caída y, en especial, Zedillo le brindó tal impulso que llegó a niveles presidenciales.

PODEROSOS CABALLEROS

COLECTIVO PRESIDENCIAL: El Foro: Unidad y Gobiernos de Coalición para lograr una nueva alternancia democrática reunió a los aspirantes opositores a la Presidencia. Beatriz Paredes, Claudia Ruiz Massieu, Miguel Ángel Mancera, Emilio Álvarez Icaza, Lilly Téllez, Ildefonso Guajardo y Juan Carlos Romero Hicks, además de otros políticos como Enrique de la Madrid, Demetrio Sodi de la Tijera, José Ángel Gurría y Silvano Aureoles. Bueno, ya se le ven señales de vida a los de la casa de enfrente.

DELFINA: El rosario de actos de corrupción de Morena en Texcoco para apoyar a la candidata del oficialismo Delfina Gómez llega a extremos de convertirse en cínicos. La alcaldesa de Texcoco, Sandra Luz Falcón, de Morena, firmó contratos por $11.9 millones de pesos para obras públicas con tres empresas, cuyos domicilios son o han sido casas particulares, escuelas, bodegas, locales abandonados y hasta fondas. Militante del llamado Grupo Texcoco, que ha dominado en ese municipio desde hace varias décadas. Sandra ha sido fiel escudera de Delfina Gómez. Una de las constructoras fantasma es Promotora y Asesoría Comin, con dos contratos entregados sin licitación y mediante la figura de invitación restringida. Dicha empresa no aparece en el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía. El principal es por $2 millones 083,000 pesos (TEX-DGOP-RP/IR-007-2020) para la “colocación de pasto sintético y malla ciclónica en cancha de futbol soccer en unidad deportiva Silverio Pérez”. Mientras que otro (TEX-DGOP-RP/IR-054-2021), por $726,830 pesos, fue para la construcción de señalamiento vial para la “ciclovía en la calle Artega”. El domicilio es un taller de motocicletas. Otra es Napsa Constructores, la cual fue contratada por $4 millones 145,000 pesos por invitación restringida y sin concurso de licitación (TEX-DGOP-RP/IR-010-2020) para la “primera etapa de la construcción del jardín comunitario” de la comunidad de San Miguel Coatlinchán, Texcoco. Conforme a contratos revisados, su representante legal es José Antonio Olvera Salazar, de quien no existe mayor información y tampoco hay datos de ésta empresa en el Registro Público de Comercio. Mientras que su domicilio registrado es Puerto Valparaíso 5, colonia Tierra Blanca, Ecatepec de Morelos. Una más es Central de Construcciones Especializadas Espinoza, la cual recibió un contrato por $4 millones 985,000 pesos (TEX-DGOP-RP/IR_005-2020) por invitación restringida y sin licitación para la “primera etapa de la construcción de la Escuela de Beisbol Texcoco”. Por cierto, dicha invitación restringida también fue expedida a Napsa Constructores y Asesoría Comin. El domicilio es una bodega y un local vacío. Por eso quieren que el INAI no tenga las garras suficientes para exigir transparencia en el manejo del dinero público de los morenistas. Impunidad total a la corrupción del partido en el poder.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

KAVAK: Loreanne García, cofundadora de Kavak y chief people officer, lucha por crear en esa empresa comercializadora de vehículos usados un ecosistema donde se priorice el trabajo de las mujeres con herramientas que le dan confianza a los colaboradores para crecer.

Escúchame en Heraldo Radio, 98.5 FM, a las 22:00 horas, de lunes a viernes, excepto jueves, con el análisis de la información, con rigor periodístico.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos


Etiquetas:
×