Opinión

Crónica de una caída anunciada

Crónica de una caída anunciada

La pregunta no era si iba a caer o no el fiscal de Nuevo León, sino cuándo iba a caer...
Ironías de la vida porque Gustavo Adolfo Guerrero había mantenido en toda su carrera un perfil de excelencia: desde sus inicios en los juzgados, como juez, luego como magistrado y finalmente presidente del Tribunal Superior de Justicia en dos ocasiones, recibió medallas, distinciones y condecoraciones nacionales e internacionales...
Pero su perfil reservado se toparía con retos de otro nivel al frente de una Fiscalía General, puesto que exige destreza política y dominio de la comunicación...
Y la torpeza y lentitud que se percibió –suya o de su equipo– para resolver casos eminentemente mediáticos de desapariciones de mujeres, en especial el descomunal y sin precedentes caso Debanhi, terminaron sobreponiéndose a cualquier logro y revolcaron a su administración como una ola...
A eso hay que agregar el que seguramente fue el mayor “error de cálculo”: haberse enfrentado al gobernador Samuel García, en un alarde de autonomía mal entendida, en vez de buscar hacer equipo, y juntos dar resultados...
Total, la “crónica de una caída anunciada” llegó a su inevitable desenlace, y aunque se maneja como renuncia, tras bambalinas se sabe que la mayor “mano que meció la cuna” de la caída fue por supuesto la del gobernador, tras una obligada negociación con la “mesa política” –léase PAN, PRI y anexas, que a su vez controlan al Congreso–... ¡Wuóooorale!...

***

Ahora, hablando de la salida de Gustavo Adolfo, quedó claro que, si bien la petición vino del Palacio y se gestó desde Palacio, la posición de fiscal sigue estando en manos de “los Pacos y los Chefos”, o sea, la dupla PAN y PRI de NL...
Y es que el interino que entra al quite, Pedro Arce Jardón, no sólo acumula hartos kilómetros en la Fiscalía, antes Procuraduría, y trabajó para numerosas administraciones previas, sino que resulta ser esposo de Alejandra Lara Maiz, exdiputada local del PRI y exsecretaria de Desarrollo Social con Paco Cienfuegos en Guadalupe... ¡Ándele!
¿Qué sigue?... Pues que este lunes –si algún amparo no lo impide– entre en funciones el recién nombrado Comité de Selección para, como su nombre lo dice, iniciar el proceso de selección del próximo fiscal General...
Ahí se emite una convocatoria que deberá estar abierta al menos 15 días, para luego llevar a cabo un proceso que puede durar semanas o meses, y será para antes de fin de año cuando deba estar nombrado el nuevo fiscal...
¿Quién se ve en el panorama? Es obvio que PAN y PRI van a buscar a sus perfiles más probados, emanados, claro, de sus filas... Pero es deseable, REALMENTE, que –citando a Samuel– sea “el mejor perfil posible de NL, con la mayor experiencia”...
Y es que en manos de ese personaje estará el futuro de buena parte de nuestra seguridad y la de nuestros hijos... ¡Sí queremos al mejor, caray!... ¡Ufff!

***

En este mismo carril, la renuncia del fiscal pegó como un pelotazo al avispero de las fiscalías especializadas del estado: lenguas legislativas comentaron que los siguientes en “renunciar” (o ser renunciados) podrían ser Jorge Galván, auditor Superior del Estado, y en una de esas Javier Garza y Garza, fiscal Anticorrupción...
De ambos no se ha visto ni ruido, ni mucho menos nueces; o sea, no se ha visto “nanáis”... Y el Comité de Selección de perfiles comienza sus labores ya este lunes... ¡Ay nanita!

***

Muchos dicen que no va bien la relación de México con Estados Unidos, pero al asomarse a las cifras que están dando desde la Oficina del Censo del Departamento de Comercio de EUA, la perspectiva se ve muy distinta…
Allí se informó que México llegó en agosto al puesto de primer socio comercial de Estados Unidos, dejando atrás a Canadá y a China, con un intercambio de bienes y servicios de hasta $70,300 millones de dólares… ¡Ájales!... Y los chinitos, “nomás milando”...
¡¡Yássas!!
×