OpenA
Sabias Que

Cada vez más aumenta el cáncer de piel en Australia

Cada vez más aumenta el cáncer de piel en Australia

Australia tiene una de las tasas más altas de cáncer de piel del mundo.

La mayoría de los cánceres de piel, incluido el melanoma, se producen después de daños en las células de la piel por exposición, sin protección, a la radiación ultravioleta del sol.

De acuerdo con la Oficina de Estadísticas de Australia, de los australianos que vivieron con cáncer entre el 2017 y 2018, casi uno de cada tres (30,8 por ciento) tenía cáncer de piel, lo que lo convierte en el tipo de cáncer más común entre los australianos. 

El profesor David Whiteman, es un médico epidemiólogo con especial interés en las causas, el control y la prevención del cáncer, y como director adjunto del Instituto de Investigación Médica QIMR Berghofer, asegura que detrás de la alta prevalencia de cáncer de piel en Australia, hay una combinación de factores, incluida la geografía y la migración.

“En el hemisferio sur, nuestro país se encuentra en latitudes bastante bajas, por lo que la cantidad de luz solar que llega al suelo en Australia es mucho mayor que en Europa y el norte de Asia y otras partes del mundo, como América del Norte. Entonces, hay mucha radiación ultravioleta que golpea la superficie de la tierra donde vivimos ", señala.

  • La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede dañar el ADN de las células de la piel.
  • Para las personas con tonos de piel más oscuros, su factor de riesgo es menor, pero aún pueden desarrollar cáncer de piel.
  • Las personas de piel oscura corren más riesgo de sufrir deficiencia de vitamina D.

Otro de los factores señalados por Whiteman es la forma en que la Tierra orbita alrededor del Sol. 

“En nuestro verano en Australia la intensidad real de los rayos del sol es más fuerte porque estamos un poco más cerca del Sol, en comparación con el verano en el hemisferio norte, donde la Tierra está un poco más lejos del Sol”, explica el profesor Whiteman.

Por qué al planeta Tierra también se le llama 'mundo'?

A esto se suma el factor genético de la mayoría de la población australiana

El profesor Whiteman afirma que la mayoría de los australianos son de ascendencia europea y en su mayoría tienen la piel clara, la cual no es adecuada para el medio ambiente de Australia, que presenta una fuerte radiación solar.

La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV) del sol puede dañar el ADN de las células de la piel. Cuando este daño se acumula, puede causar cáncer.

"Lo que sucede es que cuando la radiación ultravioleta pega en la piel, comienza a cambiar el ADN de las células más superficiales", dice Ahmad Hasanien, un médico general de Sídney, quien también está especializado en cáncer de piel.

"Día tras día, año tras año, las células cancerosas comienzan a evolucionar, ya sea desde el cáncer más leve, la base del cáncer, hasta los cánceres intermedios y potencialmente mortales o los melanomas potencialmente mortales", añade.

La ciencia lo confirma: tomar unas vacaciones en la playa beneficia tu  salud - VIX

Si el mecanismo interno de reparación del ADN del cuerpo no repara este daño, puede ocurrir una replicación celular defectuosa, lo que desencadena el crecimiento anormal de las células, que eventualmente se convierte en cáncer.

El doctor Hasanien asegura que el índice UV en un día típico de verano en Australia es tan alto, que la exposición al sol sin protección podría significar un alto riesgo de daño.

En un día típico, con un índice UV de 12 del sol en Australia, yo probablemente evitaría salir, probablemente evitaría sacar a mis hijos.

En un día soleado de invierno en Australia, el índice UV es de tres o cuatro que, de acuerdo con el doctor Hasanien, es de leve a moderado y la duración de la radiación UV es corta.

"Pero en verano, para el período comprendido entre las 8 de la mañana y las 4:30 de la tarde, casi siempre alcanza un nivel entre 12 y 14", puntualiza.

Los 10 errores que cometes al aplicarte el protector solar

"Recomendamos que todos los australianos utilicen múltiples formas de protección solar cuando el nivel de rayos ultravioleta es tres o más", dice Preston.

"Cuando el nivel de rayos ultravioleta es tres o más, pónganse ropa protectora que cubra la mayor cantidad de piel posible; aplique un poco de protector solar, que tenga un SPF de 30 o más o un espectro y resistente al agua; coloque un sombrero que cubra cara, cuello y orejas, busque sombra y use unas gafas de sol".

Para las personas de piel oscura, su factor de riesgo es menor, asegura el profesor Whiteman, pero esto no significa que no corran ningún riesgo.

Él dice que la melanina ofrece protección contra el daño del ADN debido a la radiación ultravioleta.

"Pone una pequeña barrera alrededor del núcleo de las células de la piel, como un escudo y absorbe toda la radiación ultravioleta y es muy protectora, y detiene el daño del ADN en esas células", explica.

Las influencers tienen el potenciador del bronceado que necesitas si este  verano no has podido tomar mucho el sol | Mujer Hoy

Pero el doctor Hasanien dice que él atiende a muchos pacientes de piel oscura con cáncer de piel en su consulta. 

"Todos somos diferentes. En medicina, un buen médico le dirá a su paciente: 'Existe un factor de riesgo. Evite el factor de riesgo'.

"La radiación ultravioleta es un riesgo de cáncer de piel y tanto una persona de piel oscura, como una persona de piel clara, está expuesta al mismo factor de riesgo", dice. 

"Una persona de piel oscura tiene la protección, pero eso no significa que usted esté siempre protegido. Cualquiera puede contraer cáncer de piel, incluso si se es moreno y yo tengo pacientes en mi consulta", puntualiza el especialista.

Pero no salir al sol puede significar una deficiencia de vitamina D, especialmente para personas con tipos de piel más oscura.

Paige Preston, del Cancer Council, dice que estas personas deberían hablar con su médico de cabecera sobre los suplementos de vitamina D en lugar de exponerse al sol durante períodos prolongados.

“Hay algunos grupos que tienen riesgo de deficiencia de vitamina D, por lo que se trata de personas que tienen más melanina y tonos de piel más oscuros, personas que se cubren la piel por motivos religiosos o culturales, y también los ancianos”, añade.

El profesor Whiteman advierte a la gente que no intente broncearse este verano, creyendo que el color de la piel los protegerá de los daños del sol. Él dice que el bronceado causa un daño significativo a la piel y al ADN.

“Un bronceado es un shock para el sistema. La razón por la que nuestra piel se broncea es casi como una respuesta de rescate porque solo comenzamos a broncearnos después de que sufrimos daños en las células de nuestra piel. Significa que el daño ya ha ocurrido y la piel trata de evitar que se produzcan más daños".

Whitman asegura que la única forma de lograr un bronceado es “hacerlo causando daños en la piel y en el ADN".

no te pierdas las 5 del momento

X
×