Sabías Que

¿Cuál es el tenebroso origen de las lámparas de calabaza?

¿Cuál es el tenebroso origen de las lámparas de calabaza?

Los celtas utilizaban las lámparas de calabaza para ahuyentar a los espíritus en la víspera de Samhain.

Con la llegada del otoño, las personas comienzan a decorar sus casas con las festividades de la época, siendo una de las más esperadas, la celebración estadounidense de Halloween

Su origen deriva de la Irlanda celta y siempre ha estado relacionada con la Noche de Brujas.

Esta celebración viene de un festival de origen celta denominado Samhain, que tenía lugar el 1 de noviembre, cuando de acuerdo con sus creencias caía el velo que separaba a los humanos y de los espíritus.

Uno de los objetos más representativos es la lámpara de calabaza hueca, representada con cortes que simulan un rostro de terror. Aquí te contamos dos de sus orígenes más populares.

El origen detrás de las lámparas de calabaza 

Entre otros actos de magia empleados en Samhain, los celtas hacían ofrendas iluminadas con lámparas hechas con calabazas, talladas con rostros espeluznantes para ahuyentar a los malos espíritus que supuestamente rondaban en la fecha.

Esta es otra razón del origen de disfrazarse desde el 31 de octubre, tradición que sigue prevaleciendo hasta nuestros días.

Pero eso no es todo, existe otra historia que esconden las lámparas de calabaza.

Con la cristianización este festival celta se convirtió en Halloween, donde la Biblia consideró personajes representantes del bien y el mal en la tierra como su principal inspiración para esta fecha. 

Pero a pesar de los cambios, algo que prevaleció entorno a la festividad fue la tenebrosa historia de Jack-o-lantern.

placeholcer

La historia de Stingy Jack

Cuenta la leyenda que un irlandés conocido por ser tacaño y mentiroso se encontró con el diablo y lo invitó a tomar una copa con malas intenciones. 

Se trataba de Jack, quien para pagar sus bebidas esa noche pidió al Diablo que se convirtiera en una moneda. Pero las cosas no salieron como Satanás lo esperaba, pues el irlandés en vez de pagar las bebidas se guardó la moneda en el bolsillo. 

Esto hizo imposible que el Diablo volviera a su forma original, por lo que después de un tiempo juró que tomaría el alma de Jack.

Después de vivir una vida llena de engaños y actos de mala fe, se llegó el día de la muerte de Jack, quien no pudo entrar al paraíso, pero tampoco al infierno. 

El Diablo cumplió entonces su promesa, y Jack se quedó en el limbo, vagando. Por lo que la cara de calabaza representa al mismo irlandés viendo pasar la vida sin poder ser parte de ella. 

 


Etiquetas:
×
*/