Salud

En Navidad, no olvides mantener tu sonrisa sana

Foto: Especial
Foto: Especial

Esta temporada decembrina nos impulsa a ingerir alimentos con exceso de azúcar, que pueden dañar los dientes. Por eso no olvides cepillarlos tres veces al día.

Los tamales, la copita de licor para brindar y los postres, forman parte de esas comidas y cenas especiales que tanto nos gusta compartir con familiares y amigos y que tanto abundan durante el periodo navideño.
En estos días festivos tendemos a relajar las costumbres y a ser más permisivos con nosotros mismos en lo que a la alimentación se refiere. Lo cierto es que, ante tantos manjares, resistir la tentación es una ardua tarea.

Sin embargo, es necesario tener algunas precauciones para disfrutar de las delicias navideñas y seguir luciendo un sonrisa bonita y saludable.

Para ello, el doctor Fernando Autrán, experto en estética y cosmética dental, recomienda moderar la ingesta de azúcar y dulces. El especialista subraya que no es necesario renunciar a consumir postres navideños.

No obstante, indica que es preferible ser selectivos con los productos azucarados y, en caso de tomar alguno, hay que cepillarse los dientes entre media hora y una hora después para no dañar el esmalte.

Otro de sus consejos es controlar el consumo de bebidas alcohólicas. En esta época del año repleta de celebraciones, no suelen faltar los licores, el champán, el vino, la cerveza ni los destilados.

Los brindis navideños pueden llevarnos a consumir más bebidas alcohólicas de lo habitual y debemos saber que algunas de ellas contienen una gran cantidad de azúcares perjudiciales para la salud dental. El doctor Autrán señala que, entre ellas, la mejor opción es el vino tinto maridado con algún alimento, ya que es menos agresivo para el esmalte de los dientes.

Tómalo en cuenta


El doctor Fernando Autrán recomienda respetar la norma de las tres veces al día. “Pase lo que pase, después de cada comida hay que lavarse los dientes”, destaca.

Para que la limpieza sea completa, aconseja esperar entre 20 y 30 minutos después del último bocado con el objetivo de que se produzca la autoclisis (limpieza bucal involuntaria a través de la saliva y de la lengua).

Asimismo, el especialista subraya que es recomendable realizar un cepillado completo de entre 2 y 3 minutos.


ADS
×