OpenA
Tamaulipas

Pueblo fantasma reaparece por sequía en Tamaulipas

Pueblo fantasma reaparece por sequía en Tamaulipas

Los bajos niveles de agua en la presa Vicente Guerrero han dejado al descubierto la antigua población de Villa de Padilla.

Durante un recorrido realizado por Info 7, se logró constatar los vestigios que siguen quedando al descubierto en la presa Vicente Guerrero, en Tamaulipas, donde se puede apreciar desde bancas de concreto, paredes, algunas tumbas del cementerio y casas edificadas con ladrillo, block y cemento. 

Se trata de un gran espectáculo histórico en donde se consigue apreciar la infraestructura y arquitectura de los edificios entre los que figuran la primaria Miguel Hidalgo, la plaza principal y la parroquia de San Antonio de Padua, entre otros. 

Caminar entre la hierba y el suelo húmedo, de pronto da la impresión de que los pies se sumergen, se trata del más bajo nivel de agua del que se tenga registro en este gigantesco vaso lacustre considerado como el sexto más grande de México. 

La presa Vicente Guerrero fue construida en 1970 para controlar la corriente de los ríos Corona, Purificación y Pilón. 

placeholcer

Se distingue por que sus aguas sumergieron la antigua población de la Villa de Padilla fundada por el conde de sierra gorda José de Escandón y Helguera. 

El historiador Juan Antonio Lugo Mancilla comenta que en este mismo sitio fue fusilado el militar Agustín de Iturbide en el año de 1824, mientras que a unos metros en la antigua parroquia de San Antonio de Padua, se suicidó  Manuel Mier y Terán, conocido caudillo durante la independencia de México. 

"Don Manuel tomó la decisión de quitarse la vida el 3 de julio de 1832, con su propia espada se atravesó el corazón, ahí mismo hace 7 u 8 años antes de ese suicidio, fue fusilado Iturbide, te digo que es un pueblo con mucha historia".

Lugo Mancilla hace una pausa y recuerda con nostalgia los momentos felices de su niñez que pasó al lado de su familia en este pueblo fantasma, y es que ya no llega el turismo, solamente los que practican la pesca de los municipios vecinos como Güémez, y a veces ni eso, el pescado está escaso y la zona está invadido de cocodrilos moreletii. 

Las tumbas ahí quedaron solas, bajo el agua, fue como en 1970-1971 cuando se cambiaron de Padilla Viejo al Padilla Nuevo, la mayoría de las personas decidieron exhumar a sus familiares que estaban ahí sepultados en el panteón y trasladaron sus restos al nuevo asentamiento ubicado a un costado de la carretera nacional", señaló.

Las imágenes son impresionantes, desde varios kilómetros antes de llegar al sitio conocido como el Faro, se observa la sequía en su máxima expresión, mientras que aquella postal donde se encontraba completamente inundada la escuela primaria, ya no regresará, al menos durante algunos años. 

 

 

 

no te pierdas las 5 del momento

Etiquetas:
X
×