Deportes

Honran con libro 'El mejicano de oro' a Manolo Martínez

Foto: @cabritomayor
Foto: @cabritomayor

‘El mejicano de oro’ es de la autoría del ingeniero Alejandro Arredondo, socio emblemático de la Peña Taurina y presidente del Círculo Cultural Taurino.

Ante un lleno a reventar, en la Unidad Cultural de Arquitectura de la UANL y en el marco de las celebraciones del 60 aniversario de la Peña Taurina El Toreo de Monterrey, se presentó el libro El mejicano de oro dedicado a la trayectoria de las temporadas españolas realizadas por el torero regiomontano Manolo Martínez en la década de los 70 del siglo pasado.

La obra es de la autoría del ingeniero Alejandro Arredondo, socio emblemático de la Peña Taurina y presidente del Círculo Cultural Taurino Lorenzo Garza, quien fue acompañado en el presidium por José Narciso Candelaria Villarreal, presidente actual de los peñistas y el arquitecto Omar Rojas, miembro de la peña orgullosamente egresado de la facultad de arquitectura de la UANL.

La pieza literaria en su título refiere a la promoción que fue hecha en España por la llegada de Manolo Martínez a aquellas tierras para hacer temporada en la década de los 70 y señala en su contenido la calidad de figura del toreo con la que llegó a irrumpir con su toreo en las plazas españolas durante las dos temporadas en las que hizo gira por el viejo continente.

“A Manolo lo anunciaron para presentarse en España como El mejicano de oro, así con jota y con oro en su toreo”, dijo Arredondo Maldonado durante la presentación de la obra en la que agregó: “Llegó como figura mexicana y triunfó como lo que fue, un monstruo del toreo en todas las plazas en las que se presentó”.

Fue tal el interés de ver a Martínez en España, que en aquellos tiempos la corrida donde confirmó su alternativa en Madrid fue televisada a América, cuando todo aquello era toda una proeza de la tecnología televisiva, dejando un gran sabor de boca y su huella indeleble de tenía en su toreo de oro para repartir en todas las plazas españolas.

El maltrato racista y político tras bambalinas de quienes manejaban la fiesta en España en aquellos tiempos hacia la administración del torero mexicano y las cornadas de las que se levantó para seguir toreando durante sus temporadas españolas, formaron aun más el carácter duro y férreo en el diestro quien optó por regresar a su país con la consigna personal de mencionar en su momento, “no los ocupo para nada, yo soy figura en México y el español que quiera torear conmigo, va a tener que venir”.

“El torero”, dijo Arredondo, “bordó la magia del toreo en sus faenas durante sus presentaciones en plazas españolas, hay quien dice que no triunfó en Madrid porque no abrió la puerta grande y ciertamente, aunque no la abrió, triunfó en ella y en todas las plazas en las que se presentó en la Madre Patria durante las temporadas en las que no sólo tuvo que lidiar a los toros, sino a la política racista y envidiosa de quienes no querían verle triunfar en España porque esto provocaría en algunos toreros españoles, la exigencia de arrimarse más”.

“Manolo fue como figura mexicana a consolidarse y al no encontrar el trato adecuado a su estatura de figura, optó por regresar; él no fue a picar piedra, él iba a hacer temporada en España con una agenda hecha, misma que se redujo a causa de las cornadas que recibió”.

El evento lució abarrotado de aficionados a la fiesta de los toros, destacándose la presencia de añejos aficionados de tendido que tuvieron la oportunidad de disfrutar del toreo martinista del regiomontano que escribió con letras de oro su nombre en la historia del toreo en México y que en España se le conoció como El mejicano de oro.

ADS
×