Cultura

El origen del Día de Acción de Gracias ¡y una rica receta!

Foto: Especial
Foto: Especial

Te compartimos un poco de historia sobre el Día de Acción de Gracias, además de una espectacular receta de salsa de arándanos.

En Estados Unidos, el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day, es una de las celebraciones más importantes que marca el calendario, se realiza el último jueves del mes de noviembre, y se basa en la convivencia familiar y una deliciosa cena donde el pavo es el elemento estrella de la mesa.

La festividad tiene por misión esencial agradecer y compartir con amigos y familia sin importar credos. La historia oficial del Día de Acción de Gracias, que se narra en los libros de texto, ubica el origen de la celebración en el encuentro pacífico entre los colonos ingleses y los indios pokanoket en la colonia de Plymouth, Massachusetts.

Cuenta la historia que en 1620, un grupo de 130 personas, entre niños, hombres y mujeres, desembarcaron en costas de Massachusetts, territorio de los indios wampanoag, (también llamada tribu pokanoket); las condiciones climatológicas y las enfermedades, cobraron factura a los colonizadores.

Tras firmar un tratado de paz con la tribu, los ingleses recibieron instrucción sobre técnicas de pesca y agricultura, logrando una exitosa cosecha que incluyó productos como maíz, cebada y calabazas, en agradecimiento, los colonos convocaron a la mesa a la tribu, sentado así las bases del Día de Acción de Gracias.

Para entrar en el ambiente de esta festividad, nuestro chef de cabecera Roberto Navarro, nos comparte la receta de una salsa de arándanos que le pondrá la nota alta a tu cena.


Ingredientes
1 Bolsa de arándanos frescos (340 grs)
¾ Tz. Azúcar
¾ Tz. Jugo de naranja
Ralladura de 1 naranja
1 Varita de canela

Preparación
Coloca los arándanos en una olla, agrega el azúcar, el jugo y la varita de canela. Coce a fuego medio hasta que los arándanos estén suaves y comiencen a reventarse. Agrega la ralladura de naranja y déjalo en la olla al menos unos dos o tres minutos más según la textura deseada.
Algunos prefieren dejar los arándanos más enteros, otros prefieren cocerla más a que parezca mermelada. La salsa puede guardarse por una semana en refrigeración o procesarse para enfrascar.



×
*/