Local

1 de 4 maestros no van a las aulas en NL; afectan a miles

1 de 4 maestros no van a las aulas en NL; afectan a miles

Al menos 12,000 maestros siguen con clases a distancia, de 46,000 que hay en total; 8,400 son de la sección 21 y 3,600 de la sección 50

En Nuevo León, tanto como el 26% de los maestros aún no están yendo a dar clases a las aulas de forma presencial, y esto ya tiene desde marzo del año pasado, lo que según organizaciones civiles, le está ocasionado un 'severo daño' a toda una generación.

placeholcer

Los maestros, que algunos incluso ya tachan de 'flojonazos', no han querido volver al aula, pese a que actualmente el estado se encuentra en semáforo verde a nivel local y nacional y a que desde octubre pasado, el gobierno de Samuel García autorizó al 100% horarios y aforos de escuelas públicas y privadas.

Según cifras proporcionadas por los secretarios generales de las secciones 50 y 21 del estado, serían 12,000 de 46,000 maestros en activo los que no van a las aulas sino que trabajan a distancia 'mandando tareas por whatsapp'

Jose Luis López Rosas, de la sección 50, señaló que en su sindicato hay 18,000 profesores en activo de los cuales, el 20%, es decir, 3,600, son los que no van a las aulas.

En tanto, José Francisco Martínez, de la 21, informó que en su sección hay 28,000 en activo de los cuales el 30%, es decir, 8,400, son los que siguen en modalidad 'virtual'

En total, son 12,000 profesores que representan ese 26% de la totalidad que tiene grupos asignados.

Los líderes magisteriales dijeron a El Horizonte que esto se debe a motivos como que las escuelas siguen en malas condiciones y a que algunos maestros aún tienen temor a la pandemia porque sólo cuentan con una dosis de la vacuna de Cansino.

“Las condiciones de los planteles no son en su totalidad adecuadas, un aproximado de 30% son los que están en esa modalidad a distancia, pero se siguen reportando a las escuelas porque tienen que reportarse con sus directivos”, señaló Martínez.

Afirmaron que sus agremiados que no van a las aulas se 'reportan' con los directivos, y que a los niños los contactan vía internet.

“De los que todavía siguen a distancia hablamos de un 20% de compañeros que todavía no pueden asistir porque están haciendo el trabajo a distancia, sin tener presencia, en actividades graduales o mixtas o presencial-mixta', reconoció, López Rosas.

El pasado lunes, El Horizonte dio a conocer que en Nuevo León ya aparecieron niños que no saben leer ni escribir a pesar de que están en segundoy tercero de primaria y esas habilidades se aprener desde primer año.

'Afectan casi a 400,000 niños'

Las presidentas de Abre Mi Escuela, Regina Garza, y la del Instituto de Consultoría Familiar, Luz María Ortiz Quintos, calificaron como grave el que miles de maestros sigan sin incorporarse a las aulas.

Garza dijo que si cada maestro atiende a 30 niños en promedio, entonces están afectando a 360,000 menores que dificilmente se van a recuperar.

“Me parece muy grave que todavía sea esa cantidad de maestros porque supongamos que por cada cantidad de maestros son más de 30 niños… estaríamos hablando de caso 400,000 niños que siguen a distancia.

“Estos niños que siguen sin regresar se están viendo afectados y no es justo que ya estemos casi a dos años sin regresar”, mencionó Garza.

Quintos dijo que por eso es urgente que el estado, la Secretaría de Educación, decrete que las clases sean presenciales de manera obligatoria y no opcional porque luego algunos sectores, tanto maestros como padres, seguirán en la 'comodidad' de las clases a distancia.

“Esto es algo que se debe de marcar ya como parte de la autoridad, si tú le dejas a la gente que se deje a la decisión de cada quién, que cada padre de familia decida si quiere presencial o híbrido vamos a poder tener el control y no vamos a poder hacer que los niños se reincorporen y avances en sus aprendizajes.

“Tener este esquema está siendo más complicado para los maestros, para los padres de familia, para los niños, mientras la autoridad deje a discreción o criterio al gusto de cada familia, hay gente que va a decir aquí me quedó”, indicó la presidenta del Instituto de Consultoría Familiar, Luz María Ortiz Quintos.

Reconocen daño

Los mentores aceptaron que el no dar clases directamente sí ocasiona un daño que será difícil revertir y afirmaron que sí quieren volver a las aulas, pero señalaron que eso es a voluntad de cada maestro.

'Se va a tener un alto grado de dificultad para volver a nivelar a todos los alumnos con todo este tiempo que se ha permanecido sin actividad presencial, pero

tienen que revisar las condiciones de las escuelas y participar juntos, con los maestros y autoridades para que se vayan resolviendo las necesidades y las carencias de las escuelas y los alumnos pueden estar presencialmente.

'De que se necesita la actividad presencial para poder tener un aprendizaje pleno eso es innegable', afirmó López Rosas.

En tanto, Garza, de Abre Mi Escuela, agregó que se debe dejar de lado el miedo y aprender que el regreso a clases es seguro y así no afectar más a los menores.

“Lo que los niños están perdiendo es muy grave, estamos encontrando niños de tercero, cuarto de primaria que no saben leer, ni escribir, niños que emocionalmente están afectados.

“Los mismos profesores tienen miedo, lo hemos visto en nuestro propio país, en el estado, tenemos ya que apostar todo y hacer toda la presión necesaria, lo que se necesite para que ya los niños regresen a las escuelas, que no sigan más tiempo fuera de ellas… que aprendamos ya, ya tenemos dos años con esto”, mencionó la integrante de Abre Mi Escuela.

 


ADS

×
*/