Eleazar_Avila_1x1_97df7641ff
Opinión

La supremacía de la 4T, el Verde, el gran aliado…

Hamlet Política

Vamos a ser muy comunes en los comentarios. Los momentos que estamos viviendo en México, en la conformación de fuerzas rumbo el 2 de junio de 2024, son inéditos, en el formato de medios, por varios motivos.

El nivel de exposición es de alta hipertensión política, porque lo que está en juego es el poder central de la República Mexicana; sin embargo, no es la primera vez que se realizan alianzas estratégicas en pro de la supremacía del Congreso federal.

Y por tercera vez ahí les van los datos, del como están conformadas ahora mismo las fuerzas en conflicto y qué se necesita para que desde el PLAN C se logre la mayoría calificada, desde la visión de Andrés Manuel López Obrador.

No son ganas de escribir en copy descarado, pero en el análisis, que la mayoría ha documentado, va de nuevo para aterrizar a Tamaulipas. Los datos  empiezan porque los 300 diputados van bajo la norma de equidad género, mientras que el siglado es entre amigos.

En el PAN, en el PRD y en el PRI siempre ha pasado y qué de raro tiene que ahora en Morena en el PT y en PVEM se realicen travesuras similares.

Reiteramos, en la Cámara de Senadores, para lograr la supremacía se necesitan de 85 votos de los 128 totales. Hoy Morena tiene 57, el Verde 8, el PT 6 y el extinto PES=Morena 4. Los opositores apenas si tienen 13 de “MC/Morena”, 3 del PRD, 12 fraccionados del PRI, 18 del PAN y 7 “sin partido”.

Nuevamente, en el caso de la Cámara de Diputados, para lograr la magia de AMLO se ocupan, de los 500, 334 votos, cuando actualmente tienen 273. Morena tiene 200, 40 el Verde y 33 el PT.

La oposición entre empujones 29 del MC/Morena, 15 el PRD, 71 el PRI y 112 el PAN. Insisto, la estrategia es la correcta, difícil, porque aun logrando todo, los diseñadores de 2014 dejaron candados para que se tengan que hacer alianzas.

Por eso es que todo fluye de manera diferente y el priistas más rojo puede ser siglado por donde sea útil; el panista más recalcitrante, igualmente: hoy no importa la ideología y sí corazón y bolsillo.  “Maquiavelando” los fines, los objetivos, las metas.

Por eso es que juntos estamos aprendiendo, y otros muy despistados no dan pie con bola, sobre el caso  Eugenio Hernández Flores y Maki Ortiz, quienes van por el Verde separados del PT y de Morena, mientras que en el caso de los diputados federales, de los 8 de Tamaulipas, ya tenemos los nombres de 7.

Carlos Canturosas Villarreal, siglado PVEM, el 2 de Reynosa Claudia Hernández Morena, en el 3 de Río Bravo, Casandra Priscila de los Santos del PVEM; el 4 con sede en Matamoros el alcalde Mario López Hernández.

En el distrito 6 en El Mante, Morena manda a Blanca Aracelli Narro. En el 7 Olga Juliana Elizondo, de Morena, y en el 8 el PT siglará al alcalde de Madero, Adrián “Ferragamo” Oseguera.

Y relájense, que en el caso del distrito pendiente, el de la capital, finta o no, se señala que va una mujer y será del PVEM…

Y se agota la pasiflorina…

más del autor

Elecciones, municipios, place your bets

Al primer segundo de este día comenzaron las campañas locales. No es ocioso...

Elección: Municipios, la verdadera guerra

Estamos literalmente a una semana para que comience la verdadera guerra; la...

Maki y Salinas de Gortari

En la historia de los últimos 50 años, la política electoral ha tenido...

Semana Santa, semana no santa electoral

La semana no santa siempre fue muy distractora de lo electoral. Sin embargo,...

últimas opiniones

Mariana: A prueba con la IP

No estuvo fácil la prueba que enfrentó ayer Mariana Rodríguez, la...

El último ciudadano soviético, Primera parte

El “último ciudadano soviético”: Sergei Krikalev, el cosmonauta...

La lógica del debate, Segunda parte

En la emisión pasada de la columna Política e Historia se habló de la...

​Xóchitl rumbo al segundo debate presidencial

Han pasado casi dos semanas del debate presidencial y el posdebate sigue. Las...

×