Finanzas

Nuevo León no se salva de alta inflación en 2022

Foto: Especial
Foto: Especial

El chile y el jamón se encuentran entre los productos que más impactaron en este indicador, con un 36.2% y 29.8%, a tasa anual.

Al cierre de diciembre, la inflación anual en el área metropolitana de Monterrey se ubicó en 6.40%, impactada por las alzas de diversos productos, bienes y servicios, lo cual es menor a la nacional que fue de 7.8 por ciento.

Según un análisis del Centro de Investigaciones Económicas(CIE) de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, dentro de esta dinámica, lo que más impactó en dicho índice fue el incremento en el precio del chile serrano y jalapeño con una participación de 36.2%, seguido del jamón con 29.8 por ciento.

Y en tercero se posicionaron las consultas médicas con un alza de 19.5% anual.

Posteriormente se ubica la comida en restaurantes con un 11.7% y la leche con un 11.6% en el año.

Por el contrario algunos bienes y servicios que reportaron precios a la baja fueron gas natural y LP, las colegiaturas de universidad, energía eléctrica, los paquetes y gastos turísticos y el aguacate.

En entrevista con El Horizonte, Edgar Luna, director del CIE, estimó que en los siguientes meses, la inflación comenzará a ceder, sin embargo no logrará ubicarse al cierre de 2023 en los niveles objetivo del Banco de México(Banxico) del 3 por ciento.

“La inflación ha ido bajando, la tendencia es a la baja, pero todavía el objetivo de Banxico es de 3%... y todavía este año veremos inflaciones por encima de ese 3%, pero creo que la tendencia va a seguir hacia la baja.

El máximo aquí, en nuestro índice se alcanzó en junio y el nacional el máximo se alcanzó en agosto, entonces como que vamos adelantados en esta tendencia”, aseveró.

Este martes, El Horizonte publicó que la inflación a nivel nacional cerró el 2022 con una tasa anual de 7.82%, lo que representó su mayor nivel para un cierre de año desde el 2000 cuando se ubicó en 8.96 por ciento.

De acuerdo con información oficial, en el año la inflación tocó un mínimo de 7.07% en enero y un máximo de 8.70% en septiembre.

Analistas financieros destacaron que la elevada inflación durante el año se debió principalmente a presiones sobre las mercancías alimenticias.

Se observaron presiones en los precios de frutas y verduras; en tanto que las presiones sobre energéticos, en específico gasolinas, estuvieron contenidas en México por los estímulos al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Expertos anticipan que para 2023 se mantiene la expectativa de desaceleración gradual de la inflación, para cerrar el año en 5.10 por ciento.

×