Internacional

Gobierno regional de España restringe el aborto

Foto: AP
Foto: AP

Políticos que gobiernan Castilla y León restringieron el aborto en las localidades, las medidas fueron presentadas durante esta semana.

La decisión de un gobierno regional español de restringir el aborto en gran parte del centro de España reavivó el viernes el debate sobre el tema en el país del sur de Europa, en vísperas de las elecciones locales de este año.

De acuerdo con las nuevas medidas adoptadas por la coalición conservadora y de ultraderecha que gobierna Castilla y León, las mujeres que busquen abortar allí deben tener acceso opcional a recursos no solicitados de los médicos antes de iniciar el procedimiento.

Tales recursos incluyen escuchar los latidos del corazón del feto, hacerse una ecografía 4D y recibir asesoramiento psicológico. Se trata de un intento por reducir la cantidad de abortos.

Las nuevas medidas fueron presentadas el jueves por el vicepresidente de ultraderecha del gobierno regional, Juan García-Gallardo, cuyo partido Vox es el socio subalterno de la coalición del mayoritario y conservador Partido Popular de España en Castilla y León. Las comunidades autónomas de España tienen jurisdicción sobre la política de salud pública a nivel regional. El país sostendrá elecciones regionales en junio.

“Vamos a ofrecer a todos los padres que así lo quieran ver en tiempo real un video en el que los padres podrán ver la cabeza, las manos, los pies, los dedos. En definitiva, todas las partes del cuerpo del niño que está siendo gestado”, afirmó García-Gallardo.

La medida desató fuertes críticas en toda España, incluyendo al gobierno central de izquierda e incluso al líder conservador de la región de Madrid.

García-Gallardo insistió el viernes en que la medida entrará en vigor de inmediato en Castilla y León, hogar de alrededor de 2,5 millones de los cerca de 47 millones de habitantes de España, pero la ministra de Sanidad española, Carolina Darias, advirtió que no habrá concesiones en el campo del derecho al aborto.

La mayoría de las ministras del gobierno central condenaron rápidamente lo que consideraron como un ataque contra los derechos de las mujeres: una de las principales banderas políticas de la coalición gobernante de izquierda en España.

Isabel Díaz Ayuso, una importante figura conservadora y presidenta de la Comunidad de Madrid, anunció el viernes de manera inesperada una nueva línea telefónica de ayuda para mujeres embarazadas. “Aunque la izquierda piense que no, son las mujeres quienes deben libremente decidir qué información desean recibir”, subrayó Díaz Ayuso.

En España, el aborto está permitido hasta la 14ta semana de embarazo y el país adoptó recientemente varias medidas para fortalecer el derecho al aborto en todo el país.

El año pasado, el Parlamento controlado por la izquierda aprobó una ley que prohíbe la intimidación hacia las mujeres que ingresen a clínicas de aborto, donde los grupos antiaborto a menudo solían protestar en un intento por hacer que las mujeres cambiaran de parecer. El país también eliminó el requisito de que las jóvenes de 16 y 17 años obtengan el consentimiento de sus padres antes de interrumpir un embarazo.

Aunque el catolicismo no es la fe oficial de España, mantiene una fuerte influencia sobre partes de la población. Fuertemente católico durante siglos, el país fue gobernado de 1935 a 1975 por el autodenominado régimen nacionalcatolicismo del dictador militar general Francisco Franco.

Con información de AP.

ADS
×